El Gobierno limitará el «crowdfunding»

El importe máximo de captación de fondos no podrá ser superior a 1 millón de euros y se multará hasta con un máximo de 200.000 euros a todos aquellos que incumplan las obligaciones de información


Al micromecenazgo parece teñírsele el futuro de azul oscuro casi negro, y es que el Ministerio de Economía ha aprobado la nueva Ley de Fomento de la Financiación Empresarial para regular definitivamente el fenómeno del crowdfunding. Todo apunta a que la normativa, que se aprobó hoy en el Consejo de Ministros, incluirá un título específico dedicado a fijar el régimen jurídico de las Plataformas de Financiación Participativa.

A partir de ahora la financiación participativa se podrá realizar a través de la emisión o suscripción de valores, la emisión o suscripción de participaciones de sociedades de responsabilidad limitada o la solicitud directa de préstamos. La supervisión del micromecenazgo corresponderá en los dos primeros casos a la CNMV, mientras que en el tercero la responsabilidad será del Banco de España.

El importe máximo de captación de fondos por cada proyecto de crowdfunding no podrá ser superior a 1 millón de euros y las nuevas plataformas deberán tener un capital social igual o superior a 50.000 euros o, en su defecto, disponer de un seguro de responsabilidad civil con una cobertura anual de 150.000 euros anuales.

El crowdfunding ha sido puesto contra las cuerdas, un hecho agravado además por las infracciones que serán impuestas a todos aquellos que incumplan las obligaciones de información y transparencia: las multas oscilarán desde un mínimo de 25.000 euros hasta un máximo de 200.000 euros, y pueden traer consigo además la prohibición de operar durante un plazo de cinco años

Parece que con esta decisión, el Gobierno finalmente satisfará una de las peticiones de la banca que a principios de febrero ya calificaba el microcrédito como «una amenaza real y el desafío de un nuevo competidor.

Con el crédito cayendo a cuentagotas y una austeridad marcial decretada desde los mismísimos asientos del Ejecutivo, parecía que el crowdfunding se había convertido en una de las mejores opciones para muchos emprendedores españoles.

Este fenómeno, que llegó a España hace dos años, ha conseguido echar raíces en la conciencia empresarial; pero también en la de las altas esferas. Y es que la Unión Europea planteaba ya a finales del año pasado la necesidad de regular el microcrédito: «Esta forma alternativa de captación de fondos, que es colectiva, participativa e interactiva se está volviendo cada vez más importante», afirmaba el comisario europeo para la Regulación de Mercados. Michel Barnier.

Investigación, cultura y tecnología habían visto prosperar sus fronteras gracias a la ayuda de esta peculiar forma de financiación, que, si nada lo remedia, en los próximos meses tendrá que pasar por algunos retos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El Gobierno limitará el «crowdfunding»