El FROB garantiza 240 millones más al Sabadell por el Gallego

Bruselas desvela que la operación incluye varios blindajes al comprador ante futuros quebrantos


redacción / la voz

La Comisión Europea desveló ayer las cláusulas del contrato de compra del Banco Gallego por parte del Sabadell. Lo hace casi un año después de que el FROB diera luz verde a la operación, y en un documento convenientemente recortado para evitar dar datos confidenciales sobre el negocio bancario resultante. Bruselas sí detalla, en todo caso, la cantidad de ayudas recibidas en la operación, y que previamente había aprobado ya el Fondo de Reestructuración al subastar el Gallego. A los ya conocidos 245 millones en forma de capital, y una línea temporal de liquidez de 800 millones (de la que no hubo que tirar al final), se suman 243 en garantías adicionales ante posibles futuros quebrantos en el Gallego.

Ese montante no es nuevo, pero hasta ahora no se había desvelado. Formaba parte de la oferta que el Sabadell hizo al FROB en la subasta, y que ese organismo público aceptó. La entidad catalana pagó por el Gallego un euro, y obtuvo esas ayudas directas (245 millones) e indirectas (esos más de 240). Y sin contar otras operaciones previas a la venta, como la reducción a cero de capital del Gallego (otros 257 millones) o las quitas a sus preferentes. Total, entre unas cosas y otras: 806 millones. Todo ello con el visto bueno de la UE.

¿Qué se trata de cubrir con esas garantías extras? Pues desde bonificaciones fiscales a las que quiere tener derecho el Sabadell, hasta quebrantos por el traspaso de activos a la Sareb. La partida más importante es la correspondiente a impuestos. El FROB garantiza al Sabadell que podrá acogerse a hasta 163 millones por créditos fiscales derivados de la fusión de los dos bancos, por saneamientos... Hay otros 24,3 millones para cubrir la posible diferencia entre el precio de los activos inmobiliarios (edificios, solares...) traspasados al banco malo y su tasación actual; si la Sareb ve una diferencia de valor, la cubre el FROB. Hay también otros 16 millones para compensar el llamado fondo de comercio.

Al margen, en la operación también se contemplaba el blindaje de 127 millones en créditos fiscales -otro bonificación-, pero esa garantía ya no es necesaria: el Gobierno, con su última modificación sobre este tipo de activos ya le permite al Sabadell anotarse esos 127 millones.

Las consecuencias

El documento desvelado ayer por Bruselas -redactado en inglés a petición, dice la UE, de la Administración española- detalla también que este tipo de ayudas no pueden quedar exentas de sacrificios. De hecho, el mismo informe detalla que como contraprestación, se tiene que reducir al menos un 10 % la plantilla del Banco Gallego. Ya se ha llegado a un acuerdo entre los sindicatos y el Sabadell para un ERE para que salgan 140 empleados, entre despidos y prejubilaciones. También exige el cierre de oficinas, y eso también está contemplado: se clausurarán 15 sucursales de las 130 que hay en Galicia del nuevo Sabadell Gallego, la marca en la comunidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El FROB garantiza 240 millones más al Sabadell por el Gallego