El Parlamento Europeo pide la desaparición de la troika

Critica su «falta de transparencia y control democrático» y destaca que las medidas impuestas aumentan la pobreza


Bruselas / Colpisa

El Parlamento Europeo apura los últimos coletazos de la legislatura que finaliza el 25 de mayo con las elecciones comunitarias. Cinco años en los que Europa ha sufrido la peor crisis económica del último siglo y ahora, con los platos ya rotos en mil pedazos, el Legislativo quiere saldar cuentas con entes como la troika, férreo guardián de la disciplina en la gestión de los rescates a Grecia, Irlanda, Portugal y Chipre -también a España, pero no entra en este pack al ser la ayuda concedida solo para rescatar el sistema financiero, no al país-. Ayer, durante una sesión extraordinaria celebrada en Estrasburgo, la Comisión de Economía aprobó un contundente informe que pide la «desaparición progresiva de la troika» -integrada por la Comisión Europea, el BCE y el FMI- y aboga por la creación de un Fondo Monetario Internacional solo con sello europeo.

El Parlamento comunitario considera que el mandato de la troika «no es claro y le falta transparencia y control democrático». Sostiene también que «las medidas aplicadas [en los países rescatados] han conducido a corto plazo a un aumento en la desigualdad en la distribución de ingresos». Los recortes en los beneficios sociales y el aumento del paro resultantes de las medidas contenidas en los memorandos, así como las reducciones de salarios, apunta el informe, están aumentando los niveles de pobreza.

El texto, que deberá ser refrendado por el pleno en las sesiones de marzo o abril, cuenta con el plácet de los dos principales partidos de la Cámara, el PPE y los socialistas (S&D). Un informe que brilla de nuevo por su ambición a sabiendas de que muchas de sus propuestas relacionadas con ámbitos económicos suelen chocar demasiado a menudo con el Consejo Europeo, de los Veintiocho.

Por contra, una de las propuestas que tiene muchos visos de salir adelante es la creación a tiempo completo de la figura de presidente del Eurogrupo -Consejo de Ministros de Finanzas de la zona euro-. Un cargo al que aspira el titular español, Luis de Guindos, y que ahora ostenta el holandés Jeröen Dijsselbloem.

Un FMI europeo

La fórmula de la Eurocámara otorga todo el poder al nuevo FME (Fondo Monetario Europeo), que a su vez establecería los instrumentos ya en vigor como el Mede (mecanismo de rescate), dejando un papel de observador «silencioso» al BCE, y al FMI, por su parte, una participación voluntaria y residual. En resumen, se trataría de usar «los recursos y la experiencia que la Comisión ha ganado en los últimos años [...] con los estándares democráticos más altos de rendición de cuentas y legitimidad».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

El Parlamento Europeo pide la desaparición de la troika