De Guindos, eufórico con el aprobado de Moody's

Según el calendario, la próxima nota la dará Fitch el 25 de abril y Standard & Poor's el 23 de mayo

colpisa

La subida de la nota de la deuda soberana española por parte de Moody?s ha sido valorada positivamente por el Gobierno. El ministro de Economía, Luis de Guindos, que se encuentra en Sídney (Australia) para asistir a la reunión de ministros de Economía y Finanzas del G20, afirmó que este puede ser el inicio de una senda de mejora en la calificación de la economía española y también por parte de las otras dos agencias. «Creo que si el crecimiento comienza a acelerarse como predecimos y somos capaces de estabilizar la ratio sobre el PIB de la deuda pública, estos dos elementos serán los principales para una potencial futura mejora de la nota de la economía», aseguró.

No obstante, el ministro recalcó que queda trabajo por hacer y que el Gobierno continúa centrado en intentar rebajar el desempleo en España, cuyos niveles son «inaceptables» con una tasa de paro del 26 %.

Moody's elevó el viernes la nota de la deuda española desde Baa3 a Baa2, dos escalones por encima del bono basura y su perspectiva de evolución es positiva. Las razones que expuso la agencia para esta subida son que prevé una mejora en el crecimiento, ya que la economía ha conseguido «reequilibrarse» y se está produciendo sobre un modelo «más sostenible» basado, entre otros elementos, en la mejora de la competitividad exterior. Moody?s también destaca que se han llevado a cabo amplias reformas estructurales, como la laboral, la de pensiones, la futura reforma fiscal, así como la reestructuración financiera.

A la espera de Fitch y Standard

Es muy probable que cuando llegue el momento de calificación de las otras dos agencias (Standard & Poor?s y Fitch) también se produzca un progreso.

Ambas tienen fechas fijas anunciadas previamente para emitir sus calificaciones de deuda pública, con el fin de evitar perturbaciones en los mercados por rebajas inesperadas. Según el calendario, la próxima nota la dará Fitch el 25 de abril y Standard & Poor's el 23 de mayo.

Pero ¿para qué sirve una buena nota de las agencias de calificación? Cuanto más lejos se esté del bono basura más barato resulta financiarse en los mercados. Además, la nota que se pone a la deuda soberana -es decir, al país- repercute en la nota que se da a las emisiones de deuda de las empresas de ese Estado. Resulta muy difícil que una compañía tenga mejores calificaciones que la del país al que pertenece, salvo que se trate de una multinacional con un negocio muy diversificado geográficamente.

Por lo tanto, es de esperar que la mejora en la calificación de la deuda soberana tendrá efecto contagio en la de las empresas españolas. Sin embargo, también hay que desmitificar un poco el impacto que pueden tener las agencias de calificación, cuya imagen y credibilidad se ha deteriorado con la crisis. La prima de riesgo lleva bajando desde el año pasado y el Tesoro español ha estado realizando subastas cada vez a menores tipos de interés, rebajando su coste de financiación, sin que se hubiera elevado la calificación por parte de las agencias desde el 2010. Por eso, la nota de la agencia es la constatación de lo que sucede en los mercados, más que lo contrario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

De Guindos, eufórico con el aprobado de Moody's