Vía libre a las eólicas para renunciar al concurso sin sanción económica

La Xunta les comunica que pueden desistir de los parques y de los planes industriales


Santiago / La Voz

La Administración autonómica empezó ayer a enviar a las empresas adjudicatarias del último concurso eólico una circular en la que les informa de que pueden renunciar total o parcialmente a los parques otorgados. Un desistimiento que afecta en la misma proporción a los planes industriales que iban asociados a la potencia adjudicada y sin sanción económica a las empresas.

Esta decisión es fruto del nuevo escenario abierto en el sector, marcado por las dificultades de acceso al crédito y por el fin de las primas a las renovables tras la última reforma energética del ministro Soria. Dos factores que han lastrado la rentabilidad de los nuevos proyectos. En la circular enviada a las empresas por el director xeral de Enerxía e Minas, Bernardo Tahoces, se incluye la renuncia por causas materiales, es decir, por contravenir la legislación ambiental, urbanística y de seguridad aérea. Hechos que estaban amparados ya antes en la regulación. La novedad radica en que, por vez primera, se recoge el desistimiento por la inviabilidad económica de los parques.

Cuando la Administración compruebe que concurren causas justificadas y sobrevenidas, las empresas eólicas podrán recuperar los avales que habían depositado. Esta era una vieja demanda de la patronal eólica gallega, EGA. Su portavoz, Íñigo Muniozguren, aseguró ayer «desconocer el inicio de las comunicaciones» por parte de la Xunta, pero valoró de forma positiva la medida. «No vemos mal que un promotor pueda renunciar a un parque dadas las circunstancias actuales y recuperar la garantía», dijo. Según consta en la circular remitida ayer por la Xunta a las empresas, cuando la renuncia no sea de la totalidad de los parques adjudicados, aquellos que continúan con la tramitación deberán ser sometidos a un nuevo cálculo de puntuación por parte de Economía e Industria. La renuncia no sería admisible si los parques que el promotor quiere mantener, al reevaluar las nuevas magnitudes, no conservasen la potencia adjudicada en el concurso del 2010.

Empleo e inversión

En lo que concierne a los planes industriales asociados a los molinos otorgados, la Xunta permite la modificación cuando causas sobrevenidas con posterioridad al concurso evidencien la inviabilidad económica de esa inversión y se sustituya por otra. Este supuesto estaría condicionado a que no se altere el resultado del concurso -que se mantenga la potencia adjudicada- y se preserve el número de empleos que se iban a crear. Dos requisitos que también se mantienen en el otro punto más novedoso de la circular: la renuncia total o parcial de los planes industriales asociados a los parques. Cuando el desistimiento sea completo, se procederá a la revocación de toda la potencia. Y cuando resulte parcial tendrá que mantener la parte proporcional de inversión y empleo. A modo de ejemplo: si un promotor con 100 megavatios iba a invertir 50 millones y a crear 1.000 empleos, y ahora se queda con 50 megavatios, tendrá que desembolsar 25 millones y generar 500 puestos de trabajo.

Votación
4 votos

Vía libre a las eólicas para renunciar al concurso sin sanción económica