Sony prevé pérdidas de 802 millones al cierre de su año fiscal y eliminará 5.000 empleos

La firma tecnológica acuerda la venta a Japan Industrial Partners de Vaio, su negocio de PC


El gigante japonés del ocio y la electrónica Sony ha anunciado este jueves que espera cerrar su actual ejercicio fiscal, que concluye el próximo 31 de marzo, con pérdidas de 110.000 millones de yenes (802 millones de euros) y ha comunicado que despedirá a 5.000 trabajadores a lo largo del 2014 a raíz de una reestucturación que llevará a la compañía a abandonar el negocio de ordenadores personales (PC) y ajustar su actividad en el de televisores.

Como consecuencia de esta reestructuración, la multinacional nipona eliminará un total de 5.000 puestos de trabajo, de los que 1.500 afectarán a Japón y 3.500 al resto del mundo.

En concreto, Sony ha llegado a un acuerdo con Japan Industrial Partners (JIP) para la venta de su negocio de PC, que actualmente opera bajo la marca 'VAIO', con el objetivo de concentrar sus esfuerzos en su negocio de tabletas y smartphones.

Asimismo, Sony ha admitido que no logrará su objetivo de devolver la rentabilidad a su negocio de televisores en su actual ejercicio fiscal, tal y como había previsto inicialmente, como consecuencia de la ralentización de las economías emergentes y la devaluación de la divisa, aunque subraya que las medidas aplicadas en los dos últimos años sitúan a la filial en la senda de la recuperación. De este modo, la multinacional japonesa llevará a cabo un proceso de «optimización» de la escala de sus centros de manufactura, ventas y sedes, así como de las funciones indirectas que dan soporte a estos negocios.

«Sony está asignando 20.000 millones de yenes adicionales (146 millones de euros) a gastos de reestructuración en sus cuentas de 2013 y otros 70.000 millones más de yenes (510 millones de euros) en su ejercicio 2014, mientras calcula que las medidas contribuirán a un ahorro anual de costes fijos de más de 100.000 millones de yenes (730 millones de euros) a partir de 2015», explicó la multinacional.

Por otro lado, Sony informó de que ha revisado a la baja sus proyecciones para el conjunto de su actual ejercicio fiscal, que concluye el próximo 31 de marzo, y ahora espera registrar pérdidas netas de 110.000 millones de yenes (802 millones de euros), cuando el pasado mes de octubre preveía ganar 30.000 millones de yenes (219 millones de euros). Asimismo, la multinacional japonesa ha mantenido sin cambios su previsión de ventas para el conjunto de su año fiscal en 7,70 billones de yenes (56.126 millones de euros), lo que supondría un avance interanual del 13,2%.

En los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal, Sony logró un beneficio atribuido de 11.172 millones de yenes (81,4 millones de euros), frente a las pérdidas de 50.874 millones de yenes (371 millones de euros) del mismo periodo del pasado ejercicio.

La cifra de negocio del grupo alcanzó entre abril y diciembre un total de 5,90 billones de yenes (43.015 millones de yenes), un 16,6% más que un año antes, mientras sus gastos crecieron un 15,6%, hasta 5,78 billones de yenes (42.140 millones de euros).

En el tercer trimestre de su ejercicio fiscal, Sony obtuvo un beneficio neto atribuido de 27.000 millones de yenes (197 millones de euros), frente a las pérdidas de 10.800 millones de yenes (79 millones de euros) del mismo periodo del ejercicio precedente, mientras su facturación aumentó un 24,2%, hasta 2,41 billones de yenes (17.569 millones de euros) gracias al aporte de la devaluación del yen y de las ventas de la nueva PS4.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags

Sony prevé pérdidas de 802 millones al cierre de su año fiscal y eliminará 5.000 empleos