La patronal eólica anuncia más ajustes de plantilla por la supresión de las primas

El año pasado ya cerraron nueve fábricas en España y se perdieron 3.600 empleos por los recortes anteriores


Redacción / La Voz

El nuevo modelo de retribución a las energías renovables, en especial a la eólica, que deja sin primas al 70 % de los parques gallegos (el 37 % a nivel nacional) y los condena a competir en el mercado con otras tecnologías que seguirán percibiendo subvenciones encubiertas, parece asestar la estocada definitiva al desarrollo de un sector que es la envidia de Europa. El año pasado, la eólica fue la principal fuente de energía, por delante incluso de la nuclear, pero ese liderazgo puede tener los meses contados. Porque aunque el viento siga soplando y moviendo los molinos, muchos promotores podrían optar por tirar la toalla a la vista de que cobrarán la mitad por la venta de electricidad al sistema.

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) advierte de que el nuevo recorte a las renovables «aboca al sector a la deslocalización y venta de activos, así como a nuevos ajustes de plantillas». La AEE considera que «el Gobierno español pasará a los anales como el que puso fin a la historia de éxito del sector eólico español con la regulación más regresiva jamás adoptada».

La patronal augura más desmantelamientos de fábricas de piezas para aerogeneradores y despidos en las empresas eólicas, algo que viene ocurriendo desde hace dos años, cuando el Ministerio de Industria empezó a desmantelar el régimen retributivo de las renovables.

Según la AEE, en toda España cerraron el año pasado nueve fábricas y se perdieron 3.600 puestos de trabajo, 25 al día. En Galicia, la patronal no dispone de datos, como tampoco la Consellería de Industria. Pero, según un cómputo realizado el año pasado por La Voz de Galicia, las fábricas de componentes eólicos, localizadas la mayoría en Ferrolterra, destruyeron 1.500 empleos en el último lustro y cerraron seis de ellas. Queda solo una, Gamesa, con 179 trabajadores en la actualidad, tras un expediente de regulación de empleo para 62 operarios.

Industria al margen, los parques eólicos gallegos -los cuartos con más potencia instalada del país- dan empleo directo a 330 trabajadores, que también podrían ver cómo se tambalea su futuro.

La patronal gallega ha reclamado a la Xunta que presente un recurso de inconstitucional contra la orden ministerial elaborada por el Gobierno, pero también solicitó lo mismo contra la nueva ley del sector eléctrico y la consellería no ha movido ficha. Industria ha preferido no valorar el modelo retributivo a la espera que estudiar toda la documentación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

La patronal eólica anuncia más ajustes de plantilla por la supresión de las primas