Joaquín Almunia califica de «peligrosa» las Bitcoins

Efe

ECONOMÍA

JIM URQUHART

Dos de los comerciales de la moneda virtual han sido detenidos en Estados Unidos por utilizar esta divisa para comprar droga en internet

28 ene 2014 . Actualizado a las 20:41 h.

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) y titular de Competencia, Joaquín Almunia, calificó hoy de «peligrosa» a la moneda virtual Bitcoin, y aseguró que como ciudadano nunca invertiría en ese tipo de transacción.

«Creo que es una actividad de riesgo tan elevado como los productos financieros inexplicables que se encuentran en el origen de la crisis que sufrimos en la actualidad», señaló en una comparecencia en el Senado francés.

Desde su lanzamiento hace cinco años, Bitcoin pretende ser una alternativa al sistema monetario actual, con alcance universal, sin más regulación que la marcada por sus propias operaciones y la confianza de sus usuarios, aunque ha destacado por una volatilidad propia del mercado bursátil.

«No tomaría el riesgo de pagar una sola cosa con Bitcoin», añadió el comisario preguntado sobre esa moneda virtual, que ha visto aumentar su valor y popularidad al mismo tiempo que las instituciones se interesan por un experimento arriesgado fuera del control de reguladores o bancos centrales.

Presunto fraude millonario

El consejero delegado de uno de los principales intermediarios en el comercio de la moneda virtual Bitcoin fue detenido junto a un presunto cómplice por vender más de un millón de dólares a usuarios de un portal de compras ilegales, informó hoy la Fiscalía de Nueva York.

Los detenidos en esta operación son Charlie Sherm, consejero delegado de BitInstant, un intermediario de Bitcoin que había adquirido gran relevancia en Estados Unidos, y Robert Failella, un operador oculto que supuestamente facilitaba la ventas ilegales.

Ambos fueron imputados por haber vendido Bitcoins, una moneda virtual que permite intercambios anónimos y que se ha convertido en una alternativa popular al sistema monetario actual, a usuarios del portal ilegal Silk Road, donde gracias a la divisa virtual se podían adquirir drogas, armas u otros artículos ilegales.

La investigación fue realizada por el fiscal federal del distrito sur de Nueva York, Preet Bharara, con la ayuda del Departamento Estadounidense Antidroga (DEA) y el servicio de recaudación de impuestos IRS.