El Ibex cae más del 3% por el desplome de las divisas de América Latina

Europa Press

ECONOMÍA

La escalada de la prima de riesgo española hasta los 219 puntos básicos se convertía en otro lastre para el selectivo

24 ene 2014 . Actualizado a las 18:15 h.

El Ibex 35 aceleraba esta mañana su desplome y se anotaba caídas superiores al 3% al mediodía, lo que llevaba al selectivo a poner en riesgo la cota de los 9.900 puntos. El mercado español lideraba las caídas en Europa. La principal razón del descenso radica en el desplome de la cotización de las divisas de América Latina y las consecuencias que puede tener en muchas de las grandes empresas españolas que tienen importantes intereses en el continente americano.

La escalada de la prima de riesgo española hasta los 219 puntos básicos se convertía en otro lastre para el selectivo, con la rentabilidad del bono español a 10 años por encima del 3,8%.

El Ibex luchaba por poner fin a su descenso, después de haber perdido la cota psicológica de los 10.000 puntos en las primeras horas de sesión.

Ningún valor lograba salvar el rojo a las 11.45 horas. BBVA perdía un 5,62% y lideraba los recortes. Los analistas consultados por Europa Press explican esta caída por el fuerte desplome del peso mexicano, país donde la entidad tiene una fuerte presencia. Gamesa perdía un 5,27% y Mapfre un 5,04%.

Otros «pesos pesados» como Telefónica y Repsol se dejaban un 4% y un 2,19%, respectivamente. Los inversores penalizaban sobre todo a los valores bancarios, con Santander cediendo un 2,47%, Bankia un 4,42%, Popular un 3,79% y Sabadell un 3,21%.

«Hay una suma de factores que hacen que el mercado dé la voz de alarma para la recogida de beneficios», ha explicado a Europa Press la analista de Self Bank Victoria Torre.

Por su parte, el experto de XTB Gustavo Martínez ha apuntado que la corrección se veía venir por las últimas subidas del Ibex. «El índice es alcista y alcanzará los 11.000 enteros este año, pero dependerá de las noticias de Estados Unidos», ha asegurado, no obstante, Martínez.