Redacción / La Voz

La World Fishing Exhibition, la feria mundial de la pesca que se celebra cada seis años desde hace ya medio siglo en Vigo, cancela su edición del 2015 por falta de tiempo y capacidad para organizarla.

El comité ejecutivo, que preside el exconsejero de Pescanova Alfonso Paz Andrade, así lo acordó en la última reunión celebrada hace 20 días en Londres, en la que se propuso como nueva fecha septiembre del 2016. Y como sede, algún otro país que todavía está por decidir, aunque se barajan varias opciones en Asia, además de Islandia, en donde ya existe un certamen pesquero.

Los argumentos que pesaron en la cancelación fueron varios: desde la situación económica que atraviesa todavía España y el coste de organización, a la crisis de la industria pesquera y la caída de la actividad extractiva.

Diplomacia y apoyos

Sin embargo, fuentes conocedoras de esta decisión aseguran que lo verdaderamente determinante ha sido el desánimo reconocido por el propio Paz Andrade, imputado junto con el resto del consejo de Pescanova por delitos de falseamiento de información económico-financiera y uso de información relevante, para movilizar a la diplomacia internacional y a las Administraciones.

Más que la celebración de la feria en sí misma, lo que resulta inviable a estas alturas es la convocatoria de la conferencia internacional de ministros de Pesca, una cita que llegó a congregar a más de 40 máximos responsables ministeriales de la materia en Vigo; además de las conferencias técnicas, que han llegado a congregar a responsables de la FAO (la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) al más alto nivel, y a los máximos expertos en pesquerías. «El concepto de la pesca responsable nació en una edición de World Fishing», recuerdan fuentes del sector.

«La World Fishing hacía lobby para traer a los ministros. Es una conferencia muy cara, que requiere diplomacia y recorrer muchos pasillos en Madrid para conseguir los apoyos necesarios», explica.

El presupuesto

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente sería el responsable de hacerse cargo del coste de la cumbre ministerial (entre 800.000 y 900.000 euros), al igual que en anteriores ediciones, con el apoyo de la Xunta.

Por su parte, la Secretaría de Comercio del Ministerio de Industria tendría que financiar la difusión promocional de la World Fishing en todas las revistas pesqueras del mundo. Pero toda la maquinaria de organización que debería de llevar más de un año en marcha está parada y sin posibilidad real ya de ponerse a andar por falta de tiempo.

Con la World Fishing, Galicia pierde la oportunidad de volver a ser, durante tres días (siempre del 19 al 21 se septiembre), el epicentro mundial de la pesca, a todos los efectos (industria, política y diplomática), por su capacidad de convocatoria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

Galicia pierde la World Fishing del 2015 por falta de organización