Sacyr pide ampliar un año y cuatro meses el plazo para concluir las obras en el canal de Panamá

El grupo reitera su disposición a negociar para superar la «critica» situación del proyecto y no suspender los trabajos


El Grupo Unidos por el Canal, liderado por Sacyr y encargado de la ampliación del Canal de Panamá, ha solicitado un plazo adicional de un año y cuatro meses para acabar las obras, sobre la fecha de octubre de 2014 fijada en el contrato, en las reclamaciones presentadas a la Autoridad del Canal por los sobrecostes que asegura acumula el proyecto, que cifra en 1.625 millones de dólares (unos 1.200 millones de euros).

Esta extensión del plazo de ejecución de la ampliación del Canal, que llevaría su conclusión al 2016, «aún no se ha obtenido, estando en proceso de reclamación», según explica Sacyr en respuesta a un requerimiento de información de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).No obstante, indica que la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) ha admitido el «retraso estimado» en el último programa de ejecución de obras presentado por el consorcio, que lo cifra en 220 días, esto es, lo sitúa en junio de 2015.

«En definitiva, la evolución de los trabajos apuntan a que la obra finalizará con posterioridad a la fecha oficial (octubre de 2014), pero con anterioridad al plazo adicional que el consorcio justifica en sus reclamaciones», señala Sacyr en la respuesta remitida al supervisor del mercado, con fecha del 10 de enero, en la que destaca las «medidas de aceleración» de la obra que el consorcio ha puesto en marcha: «más inversión, más equipos y más personal».

En la información remitida a la CNMV, Sacyr detalla que ha aportado «fianzas y garantías» al proyecto por un importe total de 573,9 millones de dólares (unos 422 millones de euros). En su demanda de información, con fecha del 3 de enero, el supervisor del mercado bursátil español solicita a la constructora española, que lidera el consorcio que ejecuta las obras del Canal con una participación del 48%, una «actualización» de la situación del proyecto.Así, la compañía que preside Manuel Manrique detalla y argumenta todas las reclamaciones por sobrecostes que el Grupo Unidos por el Canal ha planteado a la Autoridad del Canal por un total de 1.200 millones de euros.

De la información se desprende que la primera reclamación se presentó en marzo del 2010, apenas ocho meses después de adjudicarse el contrato, y que una de ellas ha sido ya elevada al tribunal de arbitraje de Miami tras ser rechazada pro la Autoridad del Canal y por la Junta de Resolución de Disputas del contrato.

Principales reclamaciones

La principal reclamación es la relacionada a los problemas surgidos en el diseño del proyecto y la definición del hormigón a utilizar. El consorcio calcula que ello ha generado un sobrecoste de 880 millones de dólares (unos 647 millones de euros) y ha causado retrasos en la ejecución de los trabajos de 150 días. Asimismo, Sacyr indica que la imposibilidad de utilizar el basalto resultante de las excavaciones para fabricar el hormigón de las nuevas esclusas, en contra de lo indicado en los pliegos del contrato, ha supuesto un sobrecoste de 497 millones de dólares (unos 365 millones de euros). Los problemas surgidos en la construcción de una presa provisional previa a las excavaciones por el lado del Pacífico ha ocasionado un encarecimiento adicional de 120 millones de dólares (88 millones de euros) y un retraso de 120 días.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Sacyr pide ampliar un año y cuatro meses el plazo para concluir las obras en el canal de Panamá