El canal de Panamá abrirá otras vías al sistema portuario gallego

El reto está en saber conectarse con las nuevas rutas marítimas


El comercio marítimo internacional ha experimentado un alza en los últimos años llegando a transportar alrededor del 80 % de los flujos comerciales mundiales. El transporte por mar permite, por tanto, los intercambios de materias primas y de bienes industriales a escala planetaria. Las mayores rutas se corresponden con los mayores tráficos de mercancías entre los principales lugares de origen (extracción y producción) con los de destino (transporte y consumo).

La evolución reciente de la economía mundial, bajo el efecto de la globalización, la liberalización comercial y la reducción de los costes de trasporte, permite aflorar nuevos actores que modifican las rutas, tanto en densidad como en itinerarios. Las principales rúbricas que utilizan el transporte marítimo son los productos energéticos (petróleo y refinados, gas y carbón); minerales ligados a las actividades industriales (hierro, bauxita, cobre, manganeso); productos agrarios (especialmente cereales y soja), y los intercambios de bienes manufacturados movidos en contenedores.

Los últimos años se caracterizan por el gigantismo naval (buques de mayor tamaño para mejorar las economías de escala) y desarrollo de la logística, por lo que se afianzan las relaciones de interoperatividad y conectividad; y la mejora de los ratios de eficiencia. Estas nuevas exigencias alientan dos tendencias claves: la mejora de la accesibilidad y conectividad portuaria; y la adecuación de las infraestructuras y servicios portuarios para poder albergar a los nuevos buques. Las primeras consecuencias son las nuevas rutas e itinerarios marítimos, así como la nueva jerarquía y selección de los puertos.

Plataformas logísticas

La ampliación del canal de Panamá lleva aparejado varios efectos. Afianza los puertos extremos del canal (Balboa y Colón son los dos primeros de América Latina en cuanto a movimientos de contenedores), junto a la presencia de plataformas logísticas y operadores portuarias en ambos entornos geográficos. Asimismo, amplía al Caribe los lugares o puertos de transbordo configurando un paralelepípedo de futuro (Freeport, Caucedo, Cartagena y Veracruz).

De igual forma, se abren nuevas expectativas a los tráficos desde los puertos sudamericanos del Pacífico a los norteamericanos de la costa este; y a los puertos asiáticos. Y, finalmente, el nuevo ensanchamiento del canal define unos nuevos puntos técnicos de intercambios marítimos oceánicos, que obligará al conjunto de los puertos ampliar su foreland, esto es, su nuevo espacio marítimo de conectividad.

Los retos en marcha

Los retos actuales radican en saber conectarse con las nuevas rutas, aliarse con los nuevos partners y desarrollar políticas de presencia en los lugares claves, asignaturas todavía pendientes en los principales puertos gallegos.

análisis las repercusiones de una infraestructura ahora en el aire

F. González Laxe es catedrático de Economía Aplicada y fue presidente de Puertos del Estado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

El canal de Panamá abrirá otras vías al sistema portuario gallego