La luz sube 9 veces más que la pensión

Aunque el incremento del 11 % se quedó en el 2,3 %, impacta en unas rentas domésticas mermadas

El incremento del tramo autonómico del céntimo sanitario encarecerá repostar en las gasolineras.
El incremento del tramo autonómico del céntimo sanitario encarecerá repostar en las gasolineras.

Madrid / La Voz

No será el 11 %. Encender la luz o la vitrocerámica a partir del 1 de enero será un 2,3 % más caro que hacerlo hoy y, aunque finalmente la subida de la electricidad no será tan brutal como señalaba la última subasta -anulada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC)-, el impacto no será nimio, ni tampoco el único, para las ya maltrechas economías domésticas. Porque el 2014 traerá bajo el brazo el pan de algunos precios congelados y el hachazo al poder adquisitivo de la revisión de otros.

Electricidad

Tres meses de tregua. Lo anunció Rajoy el viernes y ayer lo publicó el Boletín Oficial del Estado. La luz subirá un 2,3 %, después del susto del frustrado 11 %. Una subida nueve veces superior a la de las pensiones, que se quedarán en el 0,25 %. ¿Pero cuánto durará la «tranquilidad» en la cada vez más hipertrófica factura eléctrica? Hasta abril. El ministro de Industria, José Manuel Soria, adelantó que el Gobierno está trabajando en el nuevo sistema para fijar el precio, que podría ser el de subastas «mensuales o solapadas»; es decir, lo que la patronal de las eléctricas, Unesa, está pidiendo. A falta de que se concrete la fórmula, desde la federación de consumidores Facua califican de «disparate» la pretensión. Su portavoz, Rubén Sánchez, tachó de «perverso» fijar la tarifa a través de subasta, pues permite a las eléctricas mantener en secreto el precio de la energía, con lo que el usuario queda desprotegido.

Gas y butano

Otro susto potencial. Aunque el déficit de tarifa de la luz es la estrella, no es el único. El gas también acumula desfase entre el coste de producción y lo que viene en el recibo, por lo que es más que posible que la congelación de los peajes que el Gobierno ha acordado para enero sea temporal y se revisen a la vuelta del primer trimestre. Ocurrirá lo mismo con la bombona de butano, que aún utilizan 8 millones de personas en España y cuyo precio, ahora en 17,53 euros, (el máximo legal fijado), se reexaminará en marzo.

Combustibles

Sube la fiscalidad en Galicia. Por tercer año consecutivo, estrenar el año en las estaciones de servicio llevará sorpresa. En el 2012 la obligación de armonizar el impuesto de hidrocarburos con la UE nos pellizcó el bolsillo con una subida del 1,8 %, que se tradujo en 3 céntimos más por litro de gasoil y gasolina. El 2013 se llevó por delante la exención fiscal a los biocombustibles, y este nuevo año la Xunta estrena alza del tramo que le corresponde en el céntimo sanitario; es decir el tramo autonómico del impuesto de hidrocarburos, que supondrá 4,8 céntimos por litro. El golpe será más acusado en el gasoil, ya que triplicará su fiscalidad actual, pasando de 1,2 céntimos por litro a 4,8. La gasolina subirá 2,4 céntimos, doblando los 2,4 de ahora. Llenar el depósito saldrá entre euro y medio y algo más de dos euros más caro.

Peajes

La AP-9, prohibitiva. Circular por la AP-9 también implicará pagar más, en concreto hacer el recorrido completo entre Ferrol y Tui se traducirá en más de 20 euros, ya que el Ministerio de Fomento ha aprobado una subida del 1,85 % en las tarifas. Frente a esta decisión, la Xunta ha optado por la contraria y mantener congelados los precios de las autopistas autonómicas, la AG-55 (A Coruña-Carballo) y la AG-57 (Vigo-Baiona).

Tren

Cercanías y media distancia se encarecen. Renfe sube el 1,9 % el precio de los billetes de cercanías y media distancia, aunque de momento mantiene congelados los de larga distancia y AVE.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

La luz sube 9 veces más que la pensión