Banesco compra NCG y será mayor banco del noroeste español

Los centros de decisión se mantendrán en Galicia, y se salvarán más de 4.400 empleos. SIGA AQUÍ TODOS LOS DETALLES DE LA VENTA

a.El presidente de Banesco entrando con su hijo a la sede del grupo en Madrid
El presidente de Banesco entrando con su hijo a la sede del grupo en Madrid
R. Santamarta
Redacción / La Voz

Tensión contenida. Galicia se mantiene en el mapa financiero español. Ayer, poco antes de las nueve de la noche, y tras horas de insistentes rumores, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) anunciaba que el grupo venezolano Banesco se había adjudicado en subasta pública Novagalicia Banco, la principal institución de la comunidad gallega, la que controla el 33 % del crédito gallego, y el 38 % de sus depósitos. Según fuentes financieras, la oferta fue «sustancialmente» superior a la de sus competidores, La Caixa, BBVA, Santander, y los fondos Guggenheim y Oak Tree-JC Flowers (acudían juntos a la puja). No hacía falta una segunda vuelta.

La primera pista de que la noticia podía producirse la dio el presidente de la Xunta. «Estou tranquilo de que consigamos definitivamente unha entidade galega», dijo Alberto Núñez Feijoo en el Parlamento a primera hora de la mañana. A partir de ahí se desataron los nervios.

Desde que se abrió el plazo para la subasta, Banesco se guardó dos ases en la manga. El primero, no incluir la petición de un esquema de protección de activos (EPA) y tampoco las garantías adicionales que había ofrecido el FROB; al contrario que el resto de los competidores, que, según fuentes del proceso, sí exigían más ayudas públicas europeas, y Bruselas ya había advertido su oposición a tal demanda, que requeriría renegociar toda la hoja de condiciones (term sheet) para NCG.

La apuesta del precio

La otra gran baza que puso encima de la mesa Juan Carlos Escotet, presidente del Grupo Banesco, es la cantidad a pagar: 1.003 millones de euros por el 88,33 % del capital en venta y que se corresponde con la participación del FROB y del Fondo de Garantía de Depósitos. Fuentes próximas a la operación calculan que el retorno llegará en diez años, lo que parece implicar un compromiso de permanencia y crecimiento. Esos 1.003 millones se pagarán en dos tandas: una en efectivo (401 millones) cuando Bruselas apruebe la operación. Y el resto (602 millones), en un plazo de 5 años, hasta el 2018, según detalló el FROB anoche.

El banco presidido por Juan Carlos Escotet dio ayer un paso de gigante en la consecución de su plan estratégico, que pasa por ser una entidad líder en el noroeste de España, objetivo que había anunciado conseguir a través de compras y de crecimiento orgánico. Y ayer llegó su gran compra. NCG, el Etcheverría y Banesco protagonizarán una integración que propiciará un grupo con un volumen de negocio superior a los 83.000 millones de euros. Tendrá la mayor red de todo el norte español, con más de 600 oficinas, más de 5.000 empleos, y una presencia hegemónica en Galicia y León.

Los órganos centrales de la entidad resultante se mantendrán en Galicia, donde también se localizará el equipo gestor. Tanto NCG como el Etcheverría son entidades complementarias, por lo que la reestructuración por duplicidades será prácticamente inexistente. Más de 4.400 trabajadores, los de NCG, tenían el alma en vilo con esta operación. Su puesto, según declaró ayer Banesco, se garantiza. Solo en Galicia son 3.780.

La opción de Banesco tiene el total apoyo de José María Castellano y César González-Bueno, presidente y consejero delegado de NCG, respectivamente, quienes desde que se hicieron cargo del banco impulsaron una operación que garantizase un proyecto independiente.

Votación
40 votos

Banesco compra NCG y será mayor banco del noroeste español