Coca-Cola prevé reforzar Begano ante su posible cierre en Asturias

F. Espiñeira / G. Lemos / T. Silva A CORUÑA / LA VOZ

ECONOMÍA

El director general del centro coruñés dejará el cargo el mes que viene

13 dic 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Mallorca, Alicante, Málaga y Asturias. Esas serían las cuatro plantas de que las prescindiría la dirección de Coca-Cola Iberian Partners dentro del proceso de reestructuración anunciado por la firma que aglutina a todas las embotelladoras de la multinacional de refrescos en España, que impactará en 1.200 empleados, el 20 % de la plantilla total de la firma. Así lo aseguran, al menos, fuentes conocedoras del proceso, que aseguran que la antigua concesionaria en Galicia, Begano, integrada ahora dentro de esa estructura, no figura entre las plantas que se sacrificarán para «evitar duplicidades e ineficiencias», argumento esgrimido por la dirección de las embotelladoras para justificar el ajuste.

Antes al contrario, esas fuentes señalan que el cierre de Asturias supondría un incremento de la actividad tanto en A Coruña como en la fábrica de Bilbao, que deberían hacerse cargo del hueco abierto en el noroeste con la clausura de la planta asturiana. Justifican la continuidad de Begano, que da empleo a cerca de 360 personas en la actualidad, en que se trata de uno de los centros de producción más modernos con lo que cuenta Coca-Cola en España. No en vano, recientemente se acometió una inversión millonaria para actualizar las instalaciones.

Descartado el cierre, estas fuentes aseguran que el impacto con el empleo no será tampoco más profundo que en otros centros de producción. Coinciden con los sindicatos en que el área administrativa será la más perjudicada, aunque confían en que el grueso del ajuste pueda realizarse mediante bajas voluntarias y prejubilaciones.