Coca-Cola cerrará cuatro de sus embotelladoras en España

La medida afectará a 1.200 empleados, con prejubilaciones, bajas y traslados


Redacción / La Voz

En una convocatoria simultánea con los delegados sindicales en sus distintos centros de trabajo, la dirección de Iberian Partners, la empresa resultado de la integración de las siete empresas embotelladoras de Coca-Cola en España, comunicó ayer su intención de acometer un proceso de reestructuración que incluirá el cierre de cuatro de sus once fábricas.

Una decisión, que la empresa justifica por la necesidad de aligerar la estructura para hacerla «más ágil, eficaz y competitiva», que tendrá un impacto directo en 1.200 empleados, el 20 % de la plantilla total, aunque la firma se afanó ayer en destacar que no se trata en ningún caso del número total de despidos, alegando que se plantearán fórmulas para la recolocación interna y que la destrucción de empleo se hará, si es posible, mediante fórmulas voluntarias como prejubilaciones o bajas incentivadas.

La dirección de Iberian Partners no concretó ayer cuáles serán las fábricas que tienen previsto cerrar ni cómo afectará el recorte de plantilla a cada una de las embotelladoras, entre las que se encuentra Begano, concesionaria en Galicia de la multinacional de refrescos estadounidense. En ese sentido, los sindicatos con representación en la planta gallega descartaban ayer, con todas las precauciones de un proceso del que no se les había informado hasta ayer, un eventual cierre, apuntando que presenta mejores ratios que otras fábricas del noroeste. «A corto o medio plazo no veo viable el cierre», apuntaba ayer Félix García, delegado de CC. OO., que explicaba que hace tiempo que se especula con el cierre de otras plantas, como las de Alicante o Asturias.

Actualmente, Begano tiene una plantilla que ronda los 360 empleados, por lo que los sindicatos estiman que la reestructuración podría afectar a unos 70 trabajadores, aunque la cifra no está definida y dependerá de cuáles sean las plantas que se cierren y cuál sea el impacto entre las que queden. En cualquier caso, los representantes de CC. OO. y UGT, que firmaron hace pocos días el nuevo convenio colectivo, coinciden en que el mayor ajuste se realizará en el área administrativa, al ser las tareas más fáciles de unificar.

Centralizar servicios

En esa línea, Iberian Partners apuntó ayer su intención de centralizar en Madrid, Barcelona y Sevilla el servicio de atención al cliente, y crear una organización comercial con cinco grandes centros de actividad, al tiempo que se incrementaría la producción en las siete fábricas que siguiesen en activo.

No garantiza, en todo caso, el mantenimiento de todas las delegaciones territoriales de las embotelladoras, cuyo cierre parcial es otra de las vías por la que los sindicatos creen que podría producirse el ajuste en Galicia.

La empresa ha convocado a representantes sindicales de cada planta a una reunión mañana en Madrid para comenzar a definir la reestructuración, según señaló ayer Juan Fernández, de la Federación de Industria de UGT en A Coruña. Las centrales acuden convencidas de que la empresa, a la que hasta hace pocos días veían reticente a plantear un ERE, no recurrirá a la reforma laboral para reducir las indemnizaciones sino que ofrecerá pagos mayores para reducir la conflictividad.

La compañía no ha aclarado cuál será el impacto en Begano, aunque los sindicatos descartan el cierre

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Coca-Cola cerrará cuatro de sus embotelladoras en España