La flota confía en regresar a Marruecos en enero

Casi dos años después de que tuviese que abandonar la zona tras el rechazo de la Eurocámara a la prórroga del acuerdo pesquero


Redacción / La Voz

Casi dos años después de que la flota española tuviese que abandonar Marruecos tras el rechazo de la Eurocámara a la prórroga por un año del acuerdo pesquero, el nuevo protocolo ha pasado parte de ese filtro al haber sido aprobado por 13 votos a favor, 8 en contra y dos abstenciones en la Comisión de Pesca de la Eurocámara. Así las cosas, de reeditarse ese apoyo en el pleno de diciembre, 126 embarcaciones comunitarias -en torno a media docena de arrastreros y palangreros de fondo gallegos- podrían volver a faenar en aguas del país a partir de enero. En eso, al menos, confía la patronal Cepesca, que ayer agradeció el apoyo de los que votaron a favor y criticó «la animadversión» al sector pesquero español del representante de los Verdes, que cargó contra el acuerdo.

Más arrastre pelágico. El protocolo suscrito en julio -que no ha entrado en vigor de forma provisional debido a que Marruecos exigió el acuerdo de todas las instituciones europeas previo para dar entrada a los barcos- incrementa en un 33 % las posibilidades de pesca, un aumento que responde a que se permiten más capturas a los arrastreros pelágicos, que pasan de 60.000 toneladas a 80.000.

Coste para los armadores. El peaje por pescar en Marruecos será de 40 millones. Ahora bien, la factura no será expedida de la misma forma. Las arcas comunitarias pagarán menos que en el acuerdo anterior (30 millones de euros, lo que supone un 17 % menos). Esa aparente contradicción tiene una explicación clara: los armadores tendrán que afrontar un coste mayor por sus licencias. Y tanto, pues la contribución de estos se incrementa un 194 % con respecto al anterior pacto.

Tripulación. Una de las novedades del protocolo es que, aunque hay un porcentaje mínimo de tripulación que debe ser marroquí, estos tendrán que ser elegidos en una lista cerrada que propone Marruecos y que está compuesta por titulados de las escuelas de formación marítima.

Posibilidades para Galicia. El texto incluye una categoría de pesca para arrastre demersal que podría dar cabida hasta a cinco barcos cefalopoderos siempre que estos se adaptasen para capturar especies de fondo en el marco de una pesquería experimental. También se abren posibilidades para palangreros de fondo.

Expulsión de la flota. La flota tuvo que abandonar Marruecos en diciembre del 2011 después de que la Eurocámara rechazase el acuerdo porque consideraba que el índice coste beneficio era muy bajo, que no beneficiaba al sector pesquero marroquí, el elevado impacto medioambiental del mismo y por la situación jurídica de las aguas del Sáhara occidental.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La flota confía en regresar a Marruecos en enero