Otra autopista madrileña pide el concurso de acreedores

La empresa de Eje Aeropuerto, un vial de 9,4 kilómetros que discurre ante Barajas, arrastra una deuda bancaria de 222,1 millones


Efe | Europa Press

El Consejo de Administración de Aeropistas, filial de OHL Concesiones, ha solicitado hoy, al igual que la autopista de peaje Eje Aeropuerto, un vial de 9,4 kilómetros que discurre por delante de Barajas, el concurso de acreedores arrastrada por una deuda bancaria de 222,1 millones de euros.

Según ha indicado hoy OHL a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la solicitud concursal del Eje Aeropuerto viene motivada por el incremento de costes de construcción y expropiación de la autopista -«sustancialmente» superiores a los inicialmente proyectados- y por los tráficos «extremadamente» bajos que viene «padeciendo».

Con ello, son ya siete las autopistas de peaje inmersas en procedimientos concursales: la AP-41, que conecta Madrid y Toledo; la AP-36, que discurre entre Ocaña (Toledo) y La Roda (Albacete); la R-3, entre Madrid y Arganda; la R-4, cuyo trazado discurre desde la M-50 (Madrid) hasta Ocaña (Toledo); la R-5, entre Madrid y Navalcarnero, la que discurre entre Cartagena (Murcia) y Vera (Almería), y el Eje Aeropuerto.

Sociedad pública de autopistas

El Ministerio de Fomento ultima la constitución de la nueva sociedad pública de autopistas con la que se busca evitar la quiebra de las vías de pago que actualmente afrontan problemas económicos y financieros, y que en su mayor parte están en concurso de acreedores. Todas estas autopistas, salvo Ausur (la que une Cartagena y Vera) y la que se ha confirmado hoy, han manifestado ya al Departamento que dirige Ana Pastor su disposición a sumarse a la empresa pública, según informaron a Europa Press en fuentes del sector.

La sociedad de autopistas, que debe estar lista antes de fin de año y que se aprobará por Real Decreto, se constituirá así a partir del proyecto diseñado por Fomento. Según este proyecto, el Ministerio, a través de su sociedad Seittsa, controlará el 80% del capital de la empresa de autopistas. El 20% restante se lo repartirán las sociedades concesionarias actualmente titulares de las autopistas en problemas que se integrarán en la empresa.

Respecto a Ausur, en caso de que mantenga su rechazo a sumarse al proyecto, el Ministerio sopesa proponer al resto de concesionarias comprar entre todas el porcentaje de participación que le correspondería en la nueva empresa pública.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Otra autopista madrileña pide el concurso de acreedores