Evo comienza a disgregarse de Novagalicia

Nace con un capital social de 18 millones, y crea un consejo de administración propio, sin miembros del FROB


Evo Banco comienza su andadura en solitario. La antigua red exterior de NCG Banco (Novagalicia en su denominación comercial) está dando sus primeros pasos para operar al margen de la matriz. Ha registrado su nombre propio y su domicilio social en A Coruña (en la propia sede central de Novagalicia) como empresa independiente. Dispone además de un consejo de administración propio y nace con un capital social de 18 millones de euros. El único administrador es NCG hasta que a finales de diciembre el fondo estadounidense Apollo (que pagó 60 millones por la red de Evo, su negocio y su plantilla) tome las riendas definitivamente.

Todos esos movimientos figuran en el Registro Mercantil de hoy. Y, según fuentes financieras, tienen carácter provisional hasta que precisamente Apollo tome el mando y tome las decisiones oportunas (sede social, ampliación de capital, nuevo consejo...).

Ese consejo de administración de Evo recién conformado está conformado precisamente por directivos de Novagalicia, con José María Castellano y César González-Bueno como miembros más destacados. En la relación de nombres, sin embargo, no está ningún consejero en representación del FROB, el fondo de rescate bancario que tutela NCG.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Evo comienza a disgregarse de Novagalicia