Viaje al desierto de A Sionlla

En el gran polígono de Santiago, con 476.792 metros cuadrados vacíos, hay una sola firma ubicada

la voz

Llamado a ser el gran pulmón industrial que descongestionaría la saturación de empresas en el Tambre, el polígono de A Sionlla recibió las bendiciones con toda clase de honores en noviembre del 2012, con Feijoo y el conselleiro Hernández como maestros de ceremonia. Hace dos jueves, en medio de una intensa lluvia, sin señal de actividad humana en cientos de metros alrededor, la explanada se parecía más a un circuito para probar coches que a un parque empresarial. Un total de 114 parcelas vacías y casi medio millón de metros cuadrados pendientes de la llegada de inquilinos que lo ocupen.

Desde su inauguración, hace ahora casi un año, solo se ha instalado allí una empresa, Mercadona, y lo ha hecho en una de las esquinas del polígono, la más próxima a las parcelas de Costa Vella, área ya ocupada por firmas como Decathlon, Lidl o Leroy Merlin.

Decisiones aplazadas

Empresas o instituciones que tenían previsto instalarse allí a corto plazo, como Bricomart o el Centro de Supercomputación de Galicia, decidieron aplazar de forma indefinida su decisión. Y firmas emblemáticas y pujantes, como es el caso de Urovesa, que arrastraba un grave problema de espacio en el Tambre, decidió ampliar su superficie en Valga ante el coste que le suponía comprar una gran extensión de metros cuadrados en A Sionlla.

Hasta una veintena de compañías han mostrado en algún momento interés en ubicarse en A Sionlla, sin que eso se haya traducido hasta el momento en ninguna compra más.

Precios altos

Los datos recabados en empresas próximas al área de A Sionlla revelan que la tarifa media de ese parque empresarial está ahora en unos 140 euros por metro cuadrado, cuando en otras zonas de Galicia comparables puede encontrase a sesenta. «Es cierto que el polígono ha nacido en un momento de crisis, con el precio del metro cuadrado muy alto para las circunstancias, pero las perspectivas de que se apliquen descuentos, como ha anunciado la Xunta, pueden desatascar algo la situación», explica el portavoz de una empresa del polígono de Costa Vella, contiguo a A Sionlla.

El Gobierno gallego tiene claro que la situación estratégica de las instalaciones -próximas a la autopista AP-9 y al aeropuerto de Lavacolla-, unido a su centralidad, hacen de A Sionlla uno de los parques empresariales más atractivos de toda la comunidad gallega.

De todos los polígonos promovidos por Xestur, la empresa pública de la Xunta, es el que cuenta con una mayor superficie desocupada: cerca de 500.000 de los 2,8 millones de metros cuadrados que hay repartidos por Galicia y que todavía están sin ocupar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Viaje al desierto de A Sionlla