Un banco de 38.000 millones y ya saneado


De acuerdo con lo recogido en la hoja de ruta pactada con la troika, Novagalicia debería tener en el 2017 unos activos en su balance de 38.000 millones de euros totalmente saneados. El tamaño de la entidad ha ido mermando de manera acelerada teniendo en cuenta el calendario marcado en el momento del rescate. A diciembre del 2010, cuando se hace la fusión, los activos en el balance individual de la institución ascendían a 68.682 millones de euros. En junio del 2013 estaban en 60.369, un recorte del 12,1 %. La merma se hizo y se seguirá realizando través de la venta de participadas, reduciendo la dependencia del mercado mayorista, los traspasos de bienes inmuebles a la Sareb y la venta de oficinas.

Aunque el calendario marca el 2017 para llegar a tener un perímetro de 38.000 millones de activos, la cúpula ejecutiva formada por José María Castellano, presidente, y César González-Bueno, consejero delegado, ha logrado reducir los tiempos.

Al principio del proceso se dudó que las cajas gallegas pudiesen firmar su fusión ante la oposición de Fernández Gayoso, presidente de Caixanova, y las embestidas políticas procedentes del Banco de España y de una parte del Gobierno de Madrid (en ese momento del PSOE) para intentar que se procediera a la fusión fría de Caixa Galicia y Caja Madrid; posteriormente se temió que los cambios legislativos, exigiendo más y más provisiones, acabasen con una caja en liquidación; y por último se dudó de que Castellano y González-Bueno fueran capaces de atraer fondos de inversión interesados en la entidad. Ahora ya se conocen los nombres, y solo falta saber si harán una oferta lo suficientemente atractiva. El final se conocerá en un mes, aproximadamente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Un banco de 38.000 millones y ya saneado