El cerco gallego conmina a Madrid a encontrar otras 600 toneladas de jurel


Redacción / La Voz

El cerco gallego se enteró por la prensa de que el Ministerio de Agricultura había encontrado en Portugal 900 toneladas de jurel que poder pescar en la zona IXa, pesquería que el mismo departamento había cerrado una semana antes por haber superado el cupo concedido para esa área, que se extiende desde Fisterra hasta el golfo de Cádiz.

El intercambio con los lusos supone un balón de oxígeno para un segmento de flota que solo tiene cuota de caballa para cubrir la captura accidental, que no da ni por casualidad con un kilo de sardina o xouba, que si encuentra aguja se paga a 0,26 euros y que tenía en el jurel su principal fuente de ingresos. Pero con 900 toneladas «non chegamos a ningún lado», señala Belarmino Rodríguez, representante del cerco de Portosín. «Necesitamos, polo menos, 1.500», dice, al tiempo que conmina a Agricultura a dar con esas 600 de diferencia que precisan para acabar el año.

Esa exigencia tiene una explicación. Y es que el cerco no se considera responsable de que se haya sobrepasado la cuota y apunta con el dedo a la Administración pesquera al señalar la culpa del cierre de la pesquería. «Non se nos pode dicir o día 10 de setembro que levamos consumido o 54 % da cota e o 27 dese mes informarnos de que se pecha a pesquería porque xa levamos o 120 %», explica Rodríguez, que deja entrever que hubo desidia en la gestión del ministerio. «Nós pasamos todos os días os datos do que pescamos por diario electrónico. Se nos desen ben os datos de consumo de xurelo e soubésemos que estabamos a punto de esgotar a cota, rebaixaríamos os 6.000 quilos por barco e día que estabamos collendo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El cerco gallego conmina a Madrid a encontrar otras 600 toneladas de jurel