España es el tercer país de Europa con la luz más cara

f. fernández REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

Solo los consumidores domésticos de Chipre e Irlanda pagan más por la electricidad antes de impuestos

27 sep 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

España es el tercer país europeo con el precio de la electricidad antes de impuesto más caro. Solo los consumidores domésticos de Irlanda y Chipre pagan más. Son datos oficiales extraídos por el Ministerio de Industria de la agencia estadística comunitaria Eurostat correspondientes al 2012. En el ránking de clientes industriales, España ocupa un lugar menos destacado y es el octavo con la luz más alta. El ministerio utiliza estos datos para justificar la reforma energética, pues aunque los españoles pagan mucho por la energía, el déficit de tarifa sigue desbocado y hay que atajarlo, razona el departamento de José Manuel Soria. En definitiva, que los ingresos no alcanzan ni de lejos para cubrir todos los gastos del sistema.

¿Por qué es tan cara la luz en este país? Los expertos consultados resoplan nada más oír la pregunta de lo compleja que es de responder. Los consumidores pagan en su factura varios conceptos. El de la energía gastada es casi el que menos peso tiene en el total del recibo. Casi tanta importancia tienen los costes de distribución y transporte y las primas que se abonan a las energías renovables, y que se reparten entre todos los abonados vía factura. También se pagan en ella los costes extras que conllevan los sistemas extrapeninsulares (de las islas Baleares y Canarias, más las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla).

Otro concepto que ha ido creciendo en los últimos años es la amortización de la deuda eléctrica, es decir, los usuarios pagan cada mes en su recibo una parte de los intereses de la deuda del sistema. Es como el pez que se muerde la cola, pues, al menos hasta ahora, el déficit ha ido engordando año a tras y cuanto mayor es esa cantidad más habrá que pagar al mes para amortizarla.