El cierre de sucursales deja a 20.000 gallegos en la exclusión financiera

La supresión de 502 oficinas en los últimos cinco años ha retirado el servicio a 17 concellos


redacción / la voz

Cobrar la pensión o pagar un recibo son operaciones cotidianas a las que ya no todo el mundo tiene acceso como consecuencia de la reestructuración financiera iniciada en España en el 2008.

Desde entonces hasta lo que va del 2013, solo en Galicia han echado el cierre 502 sucursales (más de 7.000 en toda España). La cifra convierte a la comunidad gallega en la segunda que ha sufrido un mayor ajuste de la red bancaria, por detrás de Cataluña, y esa contracción del servicio genera una situación que UGT ha denominado exclusión financiera, en un estudio en el que analiza el impacto de la reordenación bancaria sobre la población.

Para encontrar personas en esa situación, es decir, en riesgo de exclusión financiera, no hay que ir muy lejos. En el caso de Galicia, la supresión de sucursales afecta a una veintena de pequeños municipios. En total suman alrededor de 20.000 habitantes, buena parte de ellos pertenecientes a la provincia de Ourense, que es la más afectada de España por el cierre de 107 sucursales, que equivalen al 28 % del servicio; y Pontevedra, que ha perdido 176 oficinas, es decir, el 21,6 %.

Y eso, a pesar de que NCG, en el ajuste impuesto por el proceso de reestructuración y recapitalización (la supresión de 49 oficinas en Galicia), ha tenido en cuenta que la sucursal que asume a los clientes afectados estará siempre a menos de 6 kilómetros de la que desaparezca, según el nuevo mapa del banco.

Un problema social

Para UGT, este nuevo escenario está creando problemas muy importantes a estas poblaciones: «Si tú vas al paro y quieres cobrar el desempleo, lo primero que te piden es una cuenta corriente», explica José Miguel Villa, secretario general de la Federación de Servicios de UGT.

«Para cobrar la pensión, todas las vías pasan por tener una cuenta corriente; las multas hay que pagarlas en un banco; si te devuelven un recibo, has de pagarlo en un banco. Alguien tiene que hacerse responsable. Nosotros consideramos que el Gobierno tiene la obligación de legislar para obligar a las entidades financieras a mantener una referencia en todas las poblaciones», concluye.

Aumento en toda España

El estudio de la Federación de Servicios de UGT apunta a que el número de personas que no tienen fácil acceso a los servicios financieros aumenta en toda España. Según sus datos, en el 2013, son 133 los municipios (que tienen en total 226.340 habitantes) que no cuentan con ninguna oficina bancaria.

Esta situación va acompañada, según denuncia el sindicato, del aumento de municipios que solo cuentan en la actualidad con una única sucursal, y que han aumentado un 17 % entre los años 2008 y 2013.

Servicios más caros

«Esta falta de competencia supondrá un incremento del precio de los servicios para los ciudadanos, incidiendo aún más en procesos de exclusión financiera y social», dice UGT.

El informe recuerda que, históricamente, en España han sido las cajas de ahorros las que han rescatado de la exclusión financiera a muchas familias y particulares demostrando la vocación social con la que fueron creadas.

226.340

Excluidos financieros

Número de habitantes de los 133 municipios que no tienen oficina bancaria en España.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

El cierre de sucursales deja a 20.000 gallegos en la exclusión financiera