Feijoo hace autocrítica con el papel de la Xunta en Alimentos Lácteos

M. B.
SANTIAGO / LA VOZ

La grave crisis que atraviesa Alimentos Lácteos, la firma que gestionaba la planta de Pascual en Outeiro de Rei (Lugo) y que ahora está a punto de liquidarse ha cogido de lleno a la Administración autonómica, impulsora y financiadora del proyecto. El máximo mandatario gallego hacía ayer autocrítica al finalizar la reunión semanal de su equipo de gobierno.

«Se constata que, as veces, a proposta de intentar salvar as empresas, sempre ben intencionada, non da resultado: nalgúns casos non é máis que poñer diñeiro público sen retorno; temos moitísimos exemplos dunha enorme importancia económica, como é o caso de Alfageme, que é o paradigma de como o diñeiro público non se utilizou adecuadamente», sostuvo Núñez Feijoo.

Responsabilidades

El presidente avanzó durante su comparecencia que en el caso de Alimentos Lácteos se analizará si hay responsabilidad y que la Administración gallega adoptará las decisiones que correspondan. «O que si se acredita é que Alimentos Lácteos non estaba ben xestionada e, en consecuencia, se acredita que a Xunta non pode seguir nunha empresa que non teña unha xestión axeitada a pesar da situación deses traballadores», explicó.

Alimentos Lácteos, en la fase final del concurso, está ahora en manos del administrador judicial, que ha demandado al presidente y al secretario por cobrar 236.400 euros en sueldos durante los ejercicios del 2010 y del 2011, años en los que hubo pérdidas, pese a que la sociedad solo podía pagar al consejo si había beneficios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Feijoo hace autocrítica con el papel de la Xunta en Alimentos Lácteos