El juez impide que la mujer del expresidente de Pescanova se lleve 5,2 millones a China

La operación, ordenada por María Rosario Andrade en agosto, la detectó la Unidad de Inteligencia Financiera Portuguesa, y podría ser constitutiva de un presunto delito de alzamiento de bienes


La situación empeora por minutos para el expresidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa. Y es que al rosario de delitos por el que está imputado en la Audiencia Nacional a resultas del escándalo financiero de la pesquera, se suma ahora la presunta comisión de otro de alzamiento de bienes. El juez Eloy Velasco, en sustitución de Pablo Ruz, que instruye el caso y que está ahora de vacaciones, ha dictado un auto en el que ordena el bloqueo y embargo de una cuenta desde la que la esposa del imputado, María del Rosario Andrade Detrell, trató de transferir 5,2 millones de dólares a China.

El juez, que esta misma semana notificó la imposición de una fianza civil récord (1.200 millones de euros en total) a Fernández de Sousa y otros nueve consejeros y directivos de Pescanova, así como a la propia matriz y a otras cinco sociedades, fundamenta su decisión en un informe enviado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de Portugal, con fecha del pasado 29 de agosto, en el que se comunica que se ha «procedido al bloqueo de una transacción financiera por importe de 5,2 millones de dólares», ordenada por la esposa del expresidente de la pesquera. La cuenta de origen está abierta en Portugal y la de destino, que también tiene a Rosario Andrade como titular, corresponde a otra de un banco de la República Popular de China.

Según las autoridades del país vecino, la transferencia se justifica como «un préstamo de la sociedad», pero el juez considera llamativo que tal movimiento se realizara pocos días después de que se admitieran en la Audiencia las querellas y se impusiera una abultadísima fianza.

Comisión rogatoria

Además del bloqueo y embargo de la cuenta, Velasco ha dirigido una comisión rogatoria a las autoridades del país vecino para que remitan toda la información relativa a la citada cuenta, la entidad bancaria, la documentación utilizada, las personas autorizadas a operar y el extracto de los movimientos realizados en la misma, abierta el pasado mes de mayo.

La cuenta, a nombre de la sociedad Quinta do Sobreiro, S.L., se abrió seis días después de que el juez Ruz admitiera las querellas contra Fernández de Sousa. El 26 de agosto, según consta en el auto, recibió 4 millones de euros transferidos por esa sociedad, y dos días después otros 236.000 euros desde Kiwi España S.L., también administrada por el expresidente de Pescanova.

Por todo ello, el intento de transferir a una cuenta en China de 5,2 millones de euros, unido a la imposición de la fianza civil, llevan al juez a hablar de un posible delito de alzamiento de bienes para eludir su responsabilidad civil, habida cuenta de que tiene un plazo de diez días para depositar la fianza o afrontar un embargo.

Por ello, Velasco justifica la «urgencia» de las medidas cautelares adoptadas (que incluyen solicitud de información sobre las cuentas del Banco Etcheverria que tengan a Fernández de Sousa y su esposa, como las sociedades que gestionan), para «conjurar el riesgo de una eventual ocultación del patrimonio del querellado».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
31 votos

El juez impide que la mujer del expresidente de Pescanova se lleve 5,2 millones a China