El norteamericano Guggenheim competirá en la privatización de NCG

El grupo de fondos de inversión luchará con la gran banca nacional por hacerse con la entidad


redacción / la voz

El grupo de fondos de inversión, capitaneados por el norteamericano Guggenheim, participará en la privatización de NCG, compitiendo de esta manera con la gran banca nacional que intenta hacerse con una entidad que ha multiplicado por siete en el primer semestre del año (hasta 67 millones) el resultado que la troika preveía que alcanzase en todo el 2013.

El interés por la institución gallega, que sigue incrementando su cuota de mercado en la comunidad autónoma de referencia pese al castigo que para ella supuso el escándalo de las preferentes -entre otras situaciones-, sigue siendo importante. Así lo confirmó ayer el ministro de Economía, Luis de Guindos, quien meses atrás ya se había reunido con representantes de los fondos internacionales interesados y también mantuvo contacto con los grandes bancos españoles, que intentan que el Gobierno y el Banco de España los compensen por la aportación económica que se vieron obligados a realizar por el canje de las preferentes y subordinadas. Esa compensación se instrumentaría, según manejan fuentes de las entidades, mediante un esquema de protección de activos multimillonario con el que poder hacer frente a hipotéticos quebrantos. Sin embargo, fuentes financieras reconocen que no tendría mucho sentido porque NCG es, tras la inyección de 8.981 millones de euros, una de las entidades más saneadas y capitalizadas.

Un euro

De producirse esta operación con las entidades españolas, estas intentarían quedarse con NCG por un euro, como ocurrió en anteriores ventas (Banco de Valencia, por ejemplo). Sin embargo fuentes de Economía han reiterado que su intención es recuperar el mayor volumen de dinero inyectado (hasta ahora el FROB solo ha ingresado dinero de los intereses abonados por los inversores privados, que posteriormente fueron expulsados del capital de la entidad).

Los fondos internacionales extranjeros abonarían «cientos de millones», según informó en la comisión de investigación de las cajas el consejero delegado, César González Bueno. Se comprometerían además a mantenerse en la entidad durante un mínimo de cinco años para satisfacer las exigencias del Banco de España, y en concreto del subgobernador Fernando Restoy, que es a su vez presidente del FROB.

Según trascendió, Restoy no valora lo suficiente que Galicia mantenga la entidad, y con ella la mayor parte del empleo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

El norteamericano Guggenheim competirá en la privatización de NCG