Navantia admite «problemas» en el embarque en Langosteira

La empresa elige Vigo para cargar un megabuque construido en Ferrol


redacción / la voz

Será entre el 9 y el 15 de diciembre, en el interior de la ría de Vigo, cuando la plataforma semisumergible Blue Marlin, propiedad de la naviera holandesa Dockwise, lleve a cabo la operación de carga del casco del buque militar Adelaide, construido en los astilleros de Navantia Ferrol. Dicho así, parece algo simple. Pero no lo es. Sobre todo porque tanto el Blue Marlin como el Adelaide son monstruos navales. La plataforma tiene 224,5 metros de eslora (largo) y 63 de manga (ancho) frente a los 231,8 metros de eslora y 32 de manga del megabuque para la Armada de Australia.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Ignacio López-Chaves, detalló ayer que personal de la naviera holandesa ha mantenido ya varias reuniones con Capitanía Marítima para cerrar los detalles de la operación, así como elegir la ubicación concreta dentro de la ría. López-Chaves destacó que la del Blue Marlin no será la primera maniobra de este tipo que se realiza en aguas olívicas, aunque nunca antes tuvo unos protagonistas de semejante porte. En cuanto a los costes que deberá asumir Navantia por usar instalaciones portuarias viguesas, el responsable del Puerto aclaró que serán similares a los de A Coruña porque las tasas son casi idénticas, aunque no cuantificó presupuestos.

Navantia, contratante de todo este operativo de traslado, tanto entre Ferrol y Vigo como de aquí a las antípodas, confirmó ayer las fechas previstas para llevar a cabo el transporte. También avanzaron fuentes de la empresa pública que fue en agosto cuando la naviera holandesa decidió dónde efectuar la maniobra de carga del Adelaide, «nunca dijimos que sería de nuevo en A Coruña». El año pasado, el gemelo de este buque militar, el Canberra, fue transportado hacia Australia, también a bordo del Blue Marlin, desde el puerto exterior de A Coruña, punta Langosteira, desechado ahora como ubicación para repetir la operación. «Por seguridad, es más apropiado Vigo», manifestaron las mismas fuentes de Navantia. Estos portavoces se resistieron a concretar exactamente por qué han descartado el puerto coruñés, aunque finalmente admitieron que el año pasado «hubo problemas» con el embarque del Canberra, pues «se tardó un poco en hacerlo».

A pesar de que Navantia asegura que nunca dio por hecho repetir en Langosteira, la Autoridad Portuaria (AP) de A Coruña sí contaba con volver a ser anfitrión del transporte del segundo megabuque militar construido en Ferrol para Australia. Fuentes de ese organismo declinaron ayer de nuevo valorar la decisión de trasladar el operativo a Vigo e insistieron en que Langosteira funciona perfectamente. Pero el puerto coruñés no está acabado del todo, como reconocen los portavoces de la misma AP. Está pendiente de construir un contradique de algo más de un kilómetro de longitud, que se considera imprescindible para conseguir calmar el mar dentro del puerto exterior. El Puerto herculino insiste en que no le constan problemas en el embarque del Canberra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos

Navantia admite «problemas» en el embarque en Langosteira