Autoconsumo fotovoltaico: El Gobierno le pone puertas al sol

jorge murcia MADRID / COLPISA

ECONOMÍA

CÉSAR QUIAN

Los usuarios pagarán por la energía que producen para su propio uso en uno de los países con la luz más cara

26 ago 2013 . Actualizado a las 22:56 h.

El descontento producido por la reforma eléctrica del Gobierno ha llegado a los consumidores, compañías eléctricas tradicionales y productores de renovables. Estos últimos claman contra el nuevo régimen ideado para las llamadas energías limpias. Pero también contra la parte de la reforma que regula el autoconsumo de energía.

«Cobrar impuestos por el sol»

Una normativa que crea un nuevo impuesto -peaje de respaldo- a la producción de electricidad para consumo propio, en especial de origen fotovoltaico. Las asociaciones que aglutinan a los productores de este tipo de energía han puesto el grito en el cielo por una regulación que, a su juicio, hace inviable el autoconsumo eléctrico en un país que dispone de más horas de sol que el resto de Europa y soporta una de las facturas eléctricas más altas. Estos son los aspectos más destacados de un proyecto de real decreto que ha provocado las burlas de Forbes. La revista critica en un artículo que el Gobierno de España, «sin ideas», pretenda «cobrar impuestos por el sol».

¿En qué consiste el peaje de respaldo?

Es una tasa que el autoconsumidor pagará por la electricidad que produzca aunque sea para consumo propio. El precio se calculará «considerando el término variable de los peajes de acceso, el valor de los pagos por capacidad y el precio estimado de los servicios de ajuste en cada período». Hasta que se dicte la orden ministerial que establezca los precios, se tomarán unos valores que pueden alcanzar hasta los 9 céntimos por kilovatio hora (kwh), siempre para potencias inferiores a los 10 kw. Habrá una reducción del peaje para los consumidores de las islas y de Ceuta y Melilla hasta el 31 de diciembre del 2019. Hasta esa fecha las instalaciones de cogeneración estarán eximidas de pagarlo.