La Comisión Europea aprueba la reestructuración del Banco Gallego y su venta al Sabadell

El Ejecutivo comunitario afirma que el plan «garantiza el retorno a la viabilidad a largo plazo» de la entidad, sin el apoyo continuado del Estado


La Comisión Europea ha dado luz verde a la venta del Banco Gallego al Sabadell, una operación que, reconoce Bruselas, tendrá un impacto total en ayudas públicas bastante por encima de lo que se había apuntado inicialmente: 867 millones de euros en forma de inyecciones de capital o medidas equivalentes; y otros 806 millones en forma de garantías para el comprador.

Esas abultadas cifras, según explican fuentes financieras, tienen su explicación. Inicialmente hay 80 millones de euros que el FROB inyectó al banco en febrero, en plena subasta y tras aprobar una ampliación de capital para recuperar los niveles necesarios de solvencia de la entidad. El FROB era el primer accionista del Gallego, con el 49 % del capital, a través de NCG Banco. Con esa ampliación de capital se convirtió en dueño único, al ser el único accionista -junto a unos pequeños accionistas que apenas aportaron 40.000 euros más- que metió nuevo dinero en la entidad.

A esos 80 millones hay que sumar otros 245 en forma de nuevo capital cuando se adjudicó el Gallego al Sabadell. Era una forma de compensar el déficit que presentaba la entidad con sede en Santiago. El Sabadell, a cambio, aportó 1 euro. A todo lo anterior hay que sumar el traspaso de activos tóxicos inmobiliarios a la Sareb (el llamado banco malo), con los correspondientes descuentos. Por cierto, que esta cuestión está pendiente de que la Audiencia Nacional resuelva un contencioso que se presentó por este traspaso. Y a todo lo anterior hay que añadir otros 100 millones que era el capital original que tenía NCG en el Gallego y que quedó reducido a cero. El total, esos 867 millones siguiendo los cálculos de la Comisión. ¿Por qué importe? Porque al final esa cifra global es la que en Bruselas computan como ayudas de estado a efectos de calculo de déficit del Estado español, según esas mismas fuentes.

La luz verde dada por la Comisión Europea encaja con el calendario con el que trabajaba el Sabadell, que cuenta con que el Gallego (que posiblemente preserve este marca) se integre en su grupo en octubre.

La aprobación formal de la compra llegó en el día en que el Sabadell presentaba sus cuentas del primer trimestre. La entidad ganó 123 millones de euros y tuvo un buen comportamiento en Galicia: sumó más de 6.600 nuevos clientes desde enero y ha incrementado sus recursos (créditos y depósitos) un 39 % en lo que va de año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La Comisión Europea aprueba la reestructuración del Banco Gallego y su venta al Sabadell