España e Irlanda reclaman a Bruselas más merluza en Gran Sol

Los científicos constatan que la biomasa está en niveles de récord


Redacción / La Voz

Hace apenas un par de años, los científicos se percataron de que la merluza crecía el doble de rápido de lo que se creía. Y ahora, de un ejercicio para otro, se han dado cuenta de que la biomasa de la especie en aguas de Gran Sol se encuentra en niveles récord y de que el objetivo del rendimiento máximo sostenible (RMS) -ese que cuando eran 27 países de la UE pactaron para el próximo decenio- se ha alcanzado ya este año, cuando el margen impuesto por la UE abarca hasta el 2015, si se puede, y hasta el 2020 si los daños socioeconómicos son inasumibles.

El sobresalto de haber constatado de que el stock de merluza norte está en uno de sus mejores momentos se produce tan solo unos meses después de que los científicos del ICES (Consejo Internacional para la Exploración del Mar) hubiesen recomendado a la Comisión una reducción del TAC (total admisible de capturas) para este año del 32 %. Un recorte que finalmente no se materializó porque, en el plano político, los ministros de la UE optaron por mantener el mismo nivel de capturas que en el 2012.

El sector reprimió el impulso de recurrir al «ya te lo dije» y optó por la vía práctica: exigir un aumento del TAC este mismo año. Porque no tiene sentido seguir pasando estrecheces cuando el objetivo del RMS ya está superado y los científicos del ICES proponen para el año que viene que se aumenten las capturas en un 48 %, hasta las 81.846 toneladas.

Reproches

Y sus peticiones fueron trasladadas el lunes por el ministro Miguel Arias Cañete a sus homólogos de los 28 y a la propia comisaria Damanaki. Lo hizo contando con el respaldo de Irlanda, que también apuesta por un aumento del cupo de merluza en lo que queda de semestre.

Fue la de Cañete ante el Consejo de Ministros de la UE una intervención muy aplaudida por el sector pesquero gallego. Según comenta, el ministro español de Agricultura aprovechó para reprochar a la Comisión el ninguneo de los esfuerzos que hace su flota y puso sobre la mesa que los stocks del sur del Atlántico -Gran Sol y aguas Ibéricas- están más estudiados y, por lo que se constata, mejor gestionados que los del norte de ese océano. Como muestra está el plan de gestión a largo plazo de la merluza de Gran Sol, que ya ha dado resultados mejores de los esperados, en abierto contraste con el planteado para el bacalao del mar del Norte (una pesquería en la que no participa España) y que se ha tenido que cambiar y flexibilizar en repetidas ocasiones. Y todo sin resultado, porque las poblaciones siguen estando en un estado lamentable, muy lejos del rendimiento máximo sostenible.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

España e Irlanda reclaman a Bruselas más merluza en Gran Sol