El FROB quiere Novagalicia Banco para La Caixa, y Catalunya Banc para el Santander

La operación les costaría más a los contribuyentes por el crédito fiscal


redacción / la voz

Novagalicia Banco es la perita en dulce con la que Fernando Restoy, presidente del FROB y subgobernador del Banco de España, quiere premiar a uno de los tres grandes bancos de España: BBVA, Santander o La Caixa (ahora Caixabank). «Ya se lo ha ofrecido a la entidad catalana; y quiere que Emilio Botín se haga con Catalunya Banc. Esta institución también se la habían ofertado al Banco Popular, quien evitó la invitación de compra porque no quiere poner más dinero tras la adquisición del Pastor», explican fuentes conocedoras de las operaciones de este largo proceso de reestructuración.

Pero las intenciones de Restoy para NCG chocan con los «intereses de Galicia» defendidos desde la Xunta -Feijoo no ha sido informado- y también por el propio equipo gestor de la entidad capitaneado por José María Castellano y César González-Bueno. Gobierno gallego y banco apuestan por la entrada de fondos de inversión internacionales, el único proyecto que implicaría el mantenimiento de la entidad y de sus centros de decisión en Galicia. Son cinco los fondos internacionales que están dispuestos acudir al proceso de venta. Estarían capitaneados por Guggenheim, un fondo nacido en 1881 en Estados Unidos y que entre sus divisiones se encuentran desde el área de consultoría hasta capital riesgo y financieras. A Guggenheim, empresa para la que trabajan 2.200 personas en el mundo y cuyas inversiones alcanzaron los 143.000 millones en el 2012, le acompañarían otros cuatro fondos (posiblemente JC Flowers, Anchorase, Elliot y WL Ross), que ya le han dado su compromiso a las autoridades económicas españolas de mantenerse en el capital de la entidad al menos cinco años.

Novagalicia Banco tiene el compromiso del Gobierno de que la subasta sea «absolutamente limpia», es decir, que se valorará precio, mantenimiento del empleo, mejor opción para la comunidad, competencia... Estos parámetros serán claves. ¿Cómo puede el FROB, dueño temporal de la entidad tras una inyección de dinero de la Unión Europea, entregarle a NCG a un banco nacional en una operación más costosa para el erario público? Teniendo en cuenta los créditos fiscales, una venta a una entidad española sería el doble de cara que a un fondo. Sin tener en cuenta el coste del cierre de oficinas, de servicios centrales y otras situaciones como la minoración de crédito que se produciría.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos

El FROB quiere Novagalicia Banco para La Caixa, y Catalunya Banc para el Santander