La pesca artesanal se hace hueco en el fondo de pesca


Bruselas / E. La Voz

Nadie sabe a ciencia cierta en Bruselas cuál será el volumen total de recursos del que se dotará al Fondo Europeo Marítimo y Pesquero (FEMP) en los presupuestos para 2014-2020. Las partidas todavía están siendo perfiladas por los equipos de trabajo del Consejo y la Eurocámara, pero el Parlamento ya aprobó ayer las líneas generales del nuevo fondo, que tratará de brindar más apoyo a la pesca artesanal. A falta de una cifra oficial que deberá ser consensuada por las instituciones europeas, empiezan a llegar las primeras estimaciones de a cuánto ascenderán las ayudas de las que dispondrá el FEMP. Según fuentes parlamentarias, serán unos 6.599 millones a repartir entre los países de la Unión. A España le corresponderían 1.800 millones, de los cuales, 800 podrían recalar en Galicia. La gran industria, a la que desde algunos frentes se les acusa de concentrar buena parte del apoyo financiero de la Unión, no será la única beneficiada.

La pesca artesanal recibirá un buen pellizco de los fondos. La apuesta por las artes de bajura viene refrendada por el deseo de Bruselas de lograr una pesca más sostenible que pueda mantener el pulso económico en las regiones costeras, donde gran parte del empleo depende de este tipo de actividad.

El apoyo financiero se extenderá además a otras actividades auxiliares y profesionales: pesca a pie, marisqueo y recolección, rederos, proveedores de cebo... La ampliación del abanico de beneficiarios de las ayudas reducirá los fondos para otras actividades. Según el eurodiputado socialista gallego Antolín Sánchez Presedo, esto no debería ser un problema: «Se trata de tener una visión más amplia de la pesca, abarcando actividades marítimas y de acuicultura». Las ayudas a la paralización de la flota y la modernización de los buques también han conseguido mantenerse en el acuerdo alcanzado por la Comisión de Pesca del Parlamento, que encarrila la aprobación del último pilar de la recién aprobada política pesquera comunitaria.

Uno de los puntos fuertes del informe del FEMP, al que se presentaron 2.445 enmiendas, es el compromiso de impulsar el empleo en las regiones pesqueras como Galicia, teniendo en cuenta a los jóvenes. La incorporación de las nuevas generaciones a la pesca es fundamental para su supervivencia: «Necesitamos un rejuvenecimiento del sector y un apoyo decisivo a la innovación, que se le dé a la pesca el mismo trato que a otras actividades», afirmó Sánchez Presedo, responsable de que se aprobase esta prioridad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La pesca artesanal se hace hueco en el fondo de pesca