El BCE, dispuesto a bajar los tipos por debajo del 0,5%

«Esperamos que se mantengan en el nivel actual o más bajo un periodo de tiempo amplio», ha explicado Mario Draghi en un anuncio sin precedentes sobre la política monetaria de la institución en el futuro


El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, señaló la posibilidad de bajar más los tipos de interés en la zona del euro, actualmente en el mínimo histórico del 0,5 %, y ha admitido que prevé que «se mantenga en el nivel actual o más bajo un periodo de tiempo amplio».

En un anuncio «sin precedentes», tal como ha reconocido el propio Draghi, el BCE ha adelantado cuál será la política monetaria en el futuro, un avance que no se había producido en los algo más de diez años de historia de la institución.

Draghi ha indicado que la tasa de interés de depósito de los bancos comerciales, por la que remunera el dinero y que actualmente está en el 0 %, puede situarse en negativo, y ha reiterado que las expectativas de que el BCE mantenga o baje las tasas rectoras en el futuro «incluye todas las tasas» de las que se ocupa.

Para disipar cualquier duda, ha indicado que la decisión se ha tomado «por unanimidad» después de que los miembros del Consejo de Gobierno del BCE hayan mantenido vivas discusiones. Esta unanimidad, ha insistido, ha afectado a todas las decisiones adoptadas hoy.

Draghi ha negado que este histórico anuncio -adelantar las decisiones sobre política monetaria- tenga relación alguna con el realizado hace unas semanas por la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) sobre la reducción paulatina de sus programas de estímulo.

El BCE, ha explicado, no reacciona a las decisiones de otros bancos centrales; el organismo europeo tiene en cuenta una serie de variables, como el estado de la economía o los flujos de crédito, y actúa en consecuencia, ha señalado.

Aunque ha admitido que la economía de la zona del euro se mantiene débil, cree que este año «debería estabilizarse» y verse cierta recuperación, y, en su opinión, el ritmo de deterioro ya ha comenzado a frenarse.

La reacción de los mercados a las palabras de Draghi ha sido fulminante tanto en el mercado de renta variable como en el de deuda soberana.

Las bolsas europeas, que durante la mañana ensayaban un modesto rebote tras las pérdidas de la víspera, experimentaban alzas de más del 2,5 %, que en la bolsa de Lisboa superaban el 3 %.

Las primas de riesgo de los países periféricos de la zona del euro caían, la de España hasta 303 puntos básicos, a 277 la de Italia, y a 575 la de Portugal, país del que Draghi ha indicado que ha obtenido «resultados notables» tras abordar reformas «dolorosas», una labor del Gobierno luso «que es preciso reconocer».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

El BCE, dispuesto a bajar los tipos por debajo del 0,5%