Los sindicatos revelan que hubo presión para colocar preferentes

Mario Beramendi Álvarez
mario beramendi SANTIAGO / LA VOZ

ECONOMÍA

Representantes de Comisiones, sindicato mayoritario en NCG, al iniciar su comparecencia.
Representantes de Comisiones, sindicato mayoritario en NCG, al iniciar su comparecencia. x. a. soler

Contradicen así las versiones de Méndez y Gayoso en el Parlamento

02 jul 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Ni buena fe ni circulares internas para extremar el celo en la comercialización de preferentes y subordinadas a pequeños ahorradores. Los secretarios generales de los sindicatos gallegos, arropados ayer por los responsables de banca de sus organizaciones, revelaron ayer en el Parlamento gallego que la venta masiva de este complejo producto financiero fue fruto de una estrategia urdida de arriba a abajo para colocar el mayor número de participaciones y lograr así una capitalización de las entidades en un contexto de expansión, primero, y de crisis, después. Una versión que choca con lo expuesto por Méndez y Gayoso, los antiguos responsables de las cajas, en la Cámara gallega, y que eludieron cualquier responsabilidad en el escándalo social y defendieron una adecuada comercialización. Julián Valiente, de CC.OO, habló ayer de una «presión tremebunda» sobre los empleados para lograr buenos resultados en esa comercialización, un objetivo que, en ocasiones, hacía que se despreciase incluso la normativa vigente. «Se vendían a todo aquel que entraba por la puerta», dijo.

Una tesis avalada ayer por UGT, cuyo portavoz de banca, José Ramón de Pliego-Valdés fue muy explícito: «Eu díxenlle a José Luis Pego no seu despacho que as preferentes se estaban vendendo mal e contestoume que se revisarían na auditoria», explicó a los parlamentarios. En línea con lo expuesto por Comisiones, UGT habló de fuertes presiones para consumar una estafa. «Dende o momento en que sae de arriba a abaixo a orden xa non hai discusións; hai que vender».

La CIG, por su parte, entregó a los diputados durante la comparecencia un correo electrónico, que también está en manos del fiscal superior del TSXG, y en el que el máximo responsable de la política comercial de Caixa Galicia llamaba a los empleados a colocar este producto en las sucursales, incluso en el mercado minorista (pequeños ahorradores), testimonio que colisiona directamente con lo expuesto por José Luis Méndez, ex director de la entidad, en su declaración como compareciente en el Parlamento gallego hace ahora diez días.

comisión de investigación de las cajas gallegas las comparecencias