La rebelión de las nasas

Pósitos de A Coruña y Pontevedra no han pedido los precintos que exige el plan del pulpo para volver al trabajo


redacción / la voz

La polémica generada por el plan de explotación del pulpo sube de tono a medida que se acerca la vuelta al trabajo. La veda acaba el lunes, pero no regresarán todas las embarcaciones que tienen y suelen emplear el pérmex (permiso de explotación) para nasa de pulpo.

Buena parte de las cofradías de la provincia de A Coruña y algunas de Pontevedra han decidido aparcar los aparejos indefinidamente y ni siquiera se han molestado en solicitar a la Xunta los precintos que a partir del día 1 tendrán que llevar, de forma obligatoria, todas y cada una de las nasas para la captura de cefalópodo. Ese es, precisamente, uno de los puntos escabrosos del plan de explotación aprobado por Mar para la temporada 2013-2014.

Precintos y puntos de descarga

Para evitar que se lleven más nasas de las autorizadas, Mar distribuirá precintos codificados y seriados para cada nasa, y obligará a balizar cada cacea con el nombre y el folio de la embarcación. El sector augura problemas si una nasa legal pierde el precinto, o si se lo sustraen. Tachan el sistema de poco operativo y, desde luego, ayer en A Mariña empezaba a cundir el pánico al comprobar que se acerca el día de volver al trabajo y aún no les habían facilitado el precinto.

La principal brecha

El régimen de calado es el caballo de batalla del plan del pulpo. Y los de Ribeira, junto con los de Bueu, se han convertido en los adalides del rechazo. Los ribeirenses se oponen a tener que traer todos los viernes las nasas a puerto, a diario, incluso, si las calan a menos de 25 metros. Consideran que es una medida discriminatoria, puesto que el norte de la ría de Arousa es la única zona de A Coruña que debe hacerlo. Es otra de las novedades del plan, ya que en la anterior campaña, la retirada semanal de nasas solo era obligada dentro de las rías de Pontevedra y Vigo, no en la de Arousa.

Porcentaje de capturas accesorias

La Xunta obligará a devolver al mar las capturas de nécora u otros crustáceos que superen el 10 % del tope permitido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La rebelión de las nasas