Cuatro directivos se repartieron 20 millones de euros en plena crisis de la entidad

El juez ya ha dicho que hay indicios de criminalidad en el cobro de las indemnizaciones millonarias


-¿Cómo se pactaron las indemnizaciones millonarias de Pego, Gorriarán y Rodríguez Estrada.

-De acuerdo con el auto, en la última etapa de Novacaixagalicia, y con pleno conocimiento de la dificilísima situación económica por la que atravesaba la entidad crediticia, ya intervenida por el FROB, los querellados abusaron de las funciones de su cargo al disponer fraudulentamente de bienes, ocultando al consejo de administración y al Banco de España el importe de sus prejubilaciones, a parte de las cuales no tenían derecho. Según el documento del fiscal, el ex director general de Caixanova, José Luis Pego, cobró como indemnización 7,7 millones de euros, de los que el Ministerio Público señala que debe devolver 1,4 millones a NCG Banco; Gregorio Gorriarán, que cobró 4,8 millones, tendrá que reintegrar 913.602 euros, y Óscar Rodríguez Estrada, que percibió 691.230 euros, tendrá que devolver al banco 260.940 euros (los tres procedían de Caixanova). También García de Paredes (procedente de Caixa Galicia) percibió 5,1 millones de euros de indemnización.

¿Qué papel jugó Gayoso?

-Según el auto, Pego, Rodríguez Estrada y Gorriarán contaron con la cooperación necesaria del expresidente de Caixanova y excopresidente de Novacaixagalicia, Julio Fernández Gayoso que ocultó al consejo de administración y al Banco de España el importe de las prejubilaciones. En su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos del Congreso, Fernández Gayoso rechazó toda responsabilidad, ya que en el 2006 tuvo que jubilarse y, a partir de ahí fue presidente sin funciones ejecutivas. En la práctica nunca fue así. Gayoso siguió tomando las decisiones de la caja que pasó a dirigir su hombre de confianza, José Luis Pego, y su palabra era ley en el consejo.

-¿Qué papel jugó Gayoso en el contrato de García de Paredes?

-De acuerdo con el fiscal, Gayoso planteó y logró que el consejo de Novacaixagalicia se subrogase en las obligaciones de Caixanova. Entre ellas las relacionadas con los contratos de Pego, Gorriarán y Estrada, y que ya incluían las modificaciones en su beneficio realizadas pocos meses antes, cuestión que los consejeros desconocían, tanto los procedentes de Caixanova como los de Caixa Galicia. En ese momento, Gayoso propuso que Pego suscribiese un contrato «en las mismas condiciones» que los anteriores con García de Paredes. Según lo manifestado por miembros del consejo, parecía normal que el director general adjunto procedente de Caixa Galicia tuviese un contrato equivalente al del director general procedente de Caixanova.

Pego, Gorriarán y Estrada no llegaron a trabajar en el banco presidido por Castellano. Su marcha se produjo desde Novacaixagalicia. García de Paredes sí salió desde NCG. El exejecutivo llegó a un acuerdo con la entidad para no cobrar el 80 % del importe de la indemnización. Tal acuerdo llegó a ser ratificado por el consejo, pero en este tiempo la Fiscalía abrió diligencias y el FROB paralizó lo que, en realidad, era un acto de conciliación. La Fiscalía le pide devolver «el 95 % de los salarios devengados que no podía haber cobrado anticipadamente por capitalización». En definitiva, entiende que sí tiene derecho a cobrar 5.166.014 euros de indemnización, pero no capitalizando la cantidad. Se le exigen otros 100.000 euros.

-Además del caso de la Audiencia, está el proceso de conciliaciones que fracasó ¿Por qué?

-Dentro de la nueva estrategia de imagen del banco que preside Castellano, NCG decidió personarse en la causa y emprender acciones laborales contra los cuatro exdirectivos. Pero el acto de conciliación fracasó. En Vigo, era previsible la falta de acuerdo con Pego, Estrada y Gorriarán. Firmar el acta equivaldría a renunciar a la indemnización y devolver todo el dinero. La conciliación con García de Paredes celebrada en A Coruña tampoco prosperó. Fuentes del servicio de mediación explicaron que el exdirectivo argumentó a los abogados del FROB que él ya había llegado a una conciliación con el banco (devolución del 80 %), que fue ratificada por el consejo. Pero el FROB rechazó el acuerdo. Era la segunda renuncia de De Paredes. La primera la realizó al salir del banco.

-En qué punto se encuentra el procedimiento judicial

Tras declarar ante el juez, este impuso una fianza de 10,5 millones de euros a los cuatro directivos, al encontrar indicios de criminalidad. Además, declaró a Julio Fernández Gayoso responsable solidario en caso de impago, al considerarlo cooperador necesario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Cuatro directivos se repartieron 20 millones de euros en plena crisis de la entidad