Galicia carga contra la prohibición de arrastre y enmalle

Según las estimaciones de la Xunta, 300 barcos gallegos, de los cuales 164 son de arrastre, se encuentran en el límite de lo que se considera rentable para el sector


bruselas / e. la voz

Cada vez que Bruselas hace un movimiento en materia de pesca, el sector se echa a temblar. El último, el intento de prohibir arrastre y enmalle de fondo.

El secretario xeral do Mar, Juan Carlos Maneiro, acudió ayer a la Eurocámara acompañado del representante de la región de Bretaña para recordar de forma conjunta a las instituciones europeas que cualquier normativa que regule la pesca en aguas profundas debe garantizar el futuro económico del sector: «Galicia se juega mucho en esta propuesta. La desaparición de una actividad podría desestabilizar toda su economía», alertó Maneiro, después de instar al Ejecutivo a que actúe con «sentido común» y aparque la idea de prohibir técnicas como el arrastre: «No hay artes de pesca buenas o malas, sino bien o mal empleadas».

Según las estimaciones de la Xunta, 300 barcos gallegos, de los cuales 164 son de arrastre, se encuentran en el límite de lo que se considera rentable para el sector, así que una hipotética aprobación del nuevo marco regulatorio que propone Bruselas podría condenarlos a la inactividad al dejar de ser competitivos.

«Queremos seguir pescando. Estamos hablando de pueblos, no de factorías. Pónganles cara a las personas afectadas y piensen en su futuro», reivindicó Maneiro, antes de criticar a la Comisión por querer solucionar los problemas de la pesca de arrastre vetando esta técnica: «Un trabajador del sector acertó al decir que es como intentar proteger la Amazonía prohibiendo el arado». La eurodiputada gallega del PP, Carmen Fraga, calificó de «elemental» la postura de la Comisión y la acusó de irresponsables por buscar la solución más fácil «al prohibir, en vez de gestionar». También pidió explicaciones al advertir de que el sector gallego podría estar en desventaja frente a la flota de terceros países como Noruega o Islandia, que pueden usar las mismas artes de pesca y exportar a la UE.

Los representantes del sector rechazaron la propuesta de Bruselas. El presidente de la Asociación de Armadores de Buques de Pesca de Bacalao, Iván López, recordó que ellos son los principales interesados en proteger los fondos marinos y evitar las zonas de corales: «No solo para preservar los recursos, también para evitar que se enganchen los aparejos. Por eso queremos que se pueda usar este arte de pesca en fondos fangosos y arenosos».

La pesca artesanal gallega, por boca de Luis Rodríguez, ensalzó los beneficios socioeconómicos de este sector frente al industrial, reconoció que la propuesta de Bruselas es inaceptable porque «no es proporcional».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Galicia carga contra la prohibición de arrastre y enmalle