El juez declara el concurso de Argenova, la filial argentina de Pescanova

La compañía seguirá con su actividad y su flota, integrada por 19 barcos, y con el mantenimiento de sus trabajadores


Un juzgado de Buenos Aires ha declarado el concurso preventivo de Argenova, filial argentina de Pescanova, según ha informado Deloitte, administrador concursal de la compañía gallega, a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La declaración del concurso de la filial argentina se produce apenas un mes después de que la firma argentina solicitara la apertura de este procedimiento con el fin de preservar su valor. «El concurso preventivo se ha declarado mediante resolución judicial fechada el 4 de junio», señala el comunicado remitido al organismo supervisor de los mercados.

Pese a ser declarada en concurso, Argenova seguirá con su actividad y su flota, integrada por un total de 19 barcos, operando con normalidad y con el mantenimiento de sus trabajadores, según han confirmado en fuentes conocedoras de la situación.

La filial argentina de Pescanova es una empresa que se dedica a la actividad pesquera desde la captura hasta la industrialización y exportación de crustáceos, cefalópodos y pescados que se encuentran en la plataforma marítima argentina.

Con la declaración en concurso de Argenova ya son dos las filiales en suspensión de pagos, ya que la firma gallega confirmó a principios de mayo la quiebra de la de Pesca Chile, dedicada a la pesca, además de procesar y comercializar productos marinos, principalmente merlúcidos y otras especies de profundidad. Posteriormente, el pasado viernes, la filial de Pescanova en Brasil, ubicada en Rio de Janeiro, también solicitaba el concurso de acreedores.

Pescanova está a la espera de recibir el crédito urgente de 55 millones de euros que previsiblemente se iba a firmar este viernes, aunque toda apunta a que será ratificado ya la próxima semana, según han informado a Europa Press en fuentes conocedoras del proceso. En concreto, serán diez las entidades que finalmente respalden esta inyección de capital, que contempla como condiciones la posibilidad de utilizar la marca Pescanova y la sede de Chapela como aval.

Así, a los bancos integrantes del extinguido 'stering committe' (Bankia, Sabadell, Popular, NCG Banco y Caixabank, además de Deustche Bank), se sumarán Santander, BBVA, Bankinter y Ceiss. Tras varias reuniones, la banca y Deloitte han coincidido en resaltar que este crédito 'express' es crucial para la continuidad de la firma, que ve así, de momento, ir alejándose el escenario de liquidación. Así, la concesión de este crédito queda sujeta a las siguientes condiciones: la marca Pescanova se establece como aval para ejecutar la operación y la inyección de liquidez se destinará a financiar circulante y tendrá consideración de deuda privilegiada, con un interés de Euríbor más 4% hasta final de año.

De esta forma los bancos, que aportarán previsiblemente a este crédito una cantidad proporcional a la deuda contraída, tendrán preferencia de cobro para recuperar ese dinero, vital para afrontar la gestión diaria de la empresa y los pagos a proveedores o nóminas, y que figurará al margen de la deuda bancaria de la compañía, que se sitúa en unos 3.004 millones de euros, repartida entre un centenar de entidades.

La petición de liquidez por parte de los nuevos gestores de la compañía se destinará fundamentalmente al pago a proveedores de filiales en el extranjero, sobre todo de Argentina y Chile.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El juez declara el concurso de Argenova, la filial argentina de Pescanova