Novagalicia Banco comienza a mover entre seis entidades su filial Evo

La venta de la división fuera del noroeste podría cerrarse tras el verano


redacción / la voz

Novagalicia Banco ha comenzado a mover entre diferentes bancos y fondos de inversión, nacionales e internacionales, su filial fuera del noroeste, la que opera bajo la marca Evo y para la que se ha solicitado una ficha bancaria propia (está aún en trámites por parte del Banco de España). Por ahora, seis entidades son las que han mostrado una mayor disposición a hacerse con esta división. Y será a estas seis, al menos, a cuya disposición pondrá el banco sus cuentas y planes de negocio auditados de Evo. Según las fuentes consultadas, a esa media docena se suman otras 16 que también han preguntado, pero con menos interés. Los nombres, en todo caso, no han trascendido, aunque se sabe que entre esos seis hay alguno que ha preguntado no solo por Evo, sino también por todo el grupo NCG (que dispone de cinco años para encontrar un comprador).

El banco tiene hasta el 31 de diciembre del 2014 para encontrar un comprador, y un período mínimo de 4 meses para cerrar la operación. De hecho, en la entidad no se descarta que la venta se pueda concretar tras el verano. ¿Qué se está ofreciendo? Pues 80 oficinas que abren mañana y tarde (un caso único en España) con 615 empleados y todo el negocio financiero: 685 millones en crédito, casi 1.900 millones en ahorro (depósitos y cuentas) y unos 224.000 clientes, a una media de 10.000 nuevos cada mes. Unos números muy interesantes teniendo en cuenta, además, que se han conseguido en solo 14 meses de vida. La experiencia de Evo es «un modelo completamente nuevo que persigue la excelencia en el servicio al cliente», explicaba ayer José María Castellano, presidente del grupo financiero gallego, controlado por el FROB. Precisamente ese intangible, ser exponente de un nuevo modelo bancario, es uno de los puntales del proyecto para su venta.

No ha trascendido el precio al que se pone en venta esta filial, pero sí está claro que la operación ha de permitir al Estado (el dueño de todo el grupo) recuperar parte del dinero desembolsado en NCG. Y se cuenta con que el comprador se lleve Evo para aprovecharlo, y no para cerrarlo.

El banco que lo está moviendo

El cuaderno de venta lo está distribuyendo Mediobanca entre diversos fondos y bancos nacionales. Es el mismo banco de inversión que cerró en un tiempo récord la venta del Banco Gallego, otra firma participada por NCG (es decir, por el FROB).

¿Qué sucederá si el 31 de diciembre del 2014 no hay comprador? Pues volverá a integrarse en Novagalicia y tendrá que procederse a una venta en trocos o a un cierre progresivo de la división. Por ahora, esto parece algo improbable.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos

Novagalicia Banco comienza a mover entre seis entidades su filial Evo