Juan Fernández Gómez: «El precio del petróleo puede bajar a niveles impensables»

Considera que la explotación de los nuevos yacimientos de hidrocarburos por métodos no convencionales puede generar un cambio estructural en el mercado petrolero y energético mundial. Este especialista entiende que los precios actuales del crudo, unos 100 dólares el barril, pueden bajar a la mitad en un par de años. Los del gas, al menos en EE.UU., ya han disminuido significativamente y evolucionan a la baja.


Redacción / La Voz

La explotación de yacimientos de hidrocarburos -gas y petróleo- por métodos no convencionales es una realidad creciente a nivel internacional, especialmente en EE.UU., país en el que Juan Antonio Fernández Gómez, directivo de la petrolera venezolana PDVSA durante 18 años, reside y trabaja, después de que Chávez lo expulsara de la empresa tras el paro cívico nacional del 2002.

-¿Hay tantas reservas de shale gas como se dice o están infladas, como denuncian algunos, y podemos estar ante una burbuja especulativa más?

- El tema de las reservas es controvertido. Su estimación genera polémica, se conocen como reservas no convencionales. Sin embargo, son varias las fuentes formales y serias que indican cuantiosas cantidades de petróleo y gas que pueden ser recuperadas y conocidas como shale gas. Las cifras que se manejan sitúan a las de EE.UU. como las más importantes. Se habla de hasta de 600 años de reservas, entre 1.500 y 2.900 millones de barriles.

-¿Es real el dato de que en estos momentos ya están en explotación 200.000 pozos con esta tecnología en EE. UU., que se rebajó el precio del gas un 20 % y las importaciones un 25 %?

-El número de pozos, según el Departamento de Energía para 2009, asciende a 461.000, tanto para los de producción de hidrocarburos convencionales y no convencionales. Hoy se estima que prácticamente en materia de gas, EE.UU. es autosuficiente y el precio ha disminuido significativamente. El gas valorado en el 2008 era de aproximadamente 7,38 dólares por millar de pies cúbicos, y en diciembre del 2012 descendía a 3,35 dólares. Es por esta razón por la que los negocios de Repsol de gas en EE.UU. no han sido parte de su estrategia de venta, por estar tan bajos.

-¿Y las reservas estimadas en el resto del mundo?

-En Europa se estima que puede oscilar alrededor de los 370.000 millones. En América Latina destaca el caso de Argentina con el yacimiento de Vaca Muerta, se menciona podrían ser del orden de 1.000 millones de barriles. En China, se calcula que hay 16.000 millones de barriles. Para España, las previsiones son de unos 280 millones de barriles, según la Comisión Europea.

Son reservas importantes que, gracias a la tecnología, hoy son recuperables y van en la dirección que muchos países buscan para la autosuficiencia energética.

-¿Cómo pueden afectar al mercado energético mundial?

-Sin duda, van a generar un cambio estructural en el mercado petrolero y energético. EE.UU. se puede convertir en país exportador y, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), puede llegar a ser el mayor productor del mundo. Ello implicará para los países de la OPEP y los productores independientes como Rusia, un cambio no solo en económico del petróleo, sino también en la geopolítica del petróleo, con implicaciones que ya empiezan a ser objeto de estudio y análisis.

-¿Qué papel juegan las nuevas tecnologías extractivas en todo esto?

-Lo primero es que permite la recuperación de reservas que no eran recuperables, valga la redundancia; además, la reducción en la inversión y costos de este método de producción ha hecho posible que con un precio de 60 dólares por barril la operación sea rentable.

-¿Cómo se prevé que evolucionen los precios?

-El jefe de Commodities de Merril Lynch, en un reciente artículo publicado en el New York Times apuntaba la posibilidad de que el precio del barril de petróleo se ponga en los 50 dólares en un par de años. Otras instituciones, como Deutsche Bank, señalan que para Arabia Saudita el precio del crudo para mantener su nivel de gasto público estaría en el orden de los 80 dólares por barril, y finalmente hace un par de semanas el ministro de Petróleo Ali al-Naimi, dijo que el precio del petróleo puede llegar a los 75 dólares por barril. Es decir, que gracias al fracking la cotización del oro negro pudiera bajar a niveles impensables. La mayoría solo veía el precio subiendo y subiendo, incluso se habló de que llegaría estos días a 200 dólares el barril.

-¿Y el impacto ambiental?

-Dentro del esquema de producción y de una operación normal, lo primero es cuidar los acuíferos para consumo humano, los cuales se estima que alcancen una profundidad de hasta 300 metros. Por lo tanto, es clave asegurar que la perforación en su proceso de cementación sea lo suficientemente sólida para no permitir que se filtre nada. Posteriormente, una vez que se empieza a producir la mezcla de agua, arena y químicos o agua residual que se devuelve a la superficie, debe ser tratada con sumo cuidado su disposición en el área superficial de la producción, para luego ser tratada y reutilizada en otro pozo. El papel de las autoridades, con una normativa exigente es clave para evitar y minimizar cualquier impacto ambiental.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
45 votos

Juan Fernández Gómez: «El precio del petróleo puede bajar a niveles impensables»