El Senado aprueba la ley sobre desahucios con el rechazo de oposición

La votación terminó con las protestas de un grupo de afectados. La normativa incluye la suspensión de los desalojos durante dos años, pero solo para colectivos muy vulnerables


El Parlamento de España aprobó este miércoles definitivamente, con la luz verde que dio el Senado gracias a la mayoría absoluta del PP de Mariano Rajoy, una ley hipotecaria contra la que votó toda la oposición y que no recoge las reivindicaciones del colectivo que lucha contra los desahucios en plena crisis.

La votación en el Senado terminó con las protestas desde la tribuna de invitados de un grupo de afectados por este problema, al que la crisis económica ha convertido en una de las principales preocupaciones que apuntan los españoles en las encuestas y que ha llevado a varias personas a suicidarse en los últimos meses.

La nueva ley hipotecaria deja fuera la dación en pago, que era la principal reivindicación de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). Es «una ley hecha para proteger y defender los intereses de la banca, enfrentados en este caso a los derechos fundamentales de las personas», se queja el movimiento.

La dación en pago perseguía que quienes no pudieran hacer frente al pago de sus hipotecas pudieran saldar completamente su deuda entregando sus viviendas al banco, sin tener que seguir pagando.

Ahora mismo se da el caso de que muchas personas desahuciadas tienen que seguir haciendo frente al pago de una deuda al banco, ya que el valor de la vivienda embargada ha caído frente al préstamo que en su día concedió la entidad financiera.

Pero según el gobierno de Rajoy, la dación en pago generalizada «podría dañar sin remedio las garantías hipotecarias» y el acceso a préstamos hipotecarios.

Entre las medidas de la nueva ley se incluye la suspensión de los desahucios durante dos años, pero solo para colectivos muy vulnerables, dejando fuera a la mayoría de los afectados.

Amplía también de uno a tres los impagos a partir de los cuales el banco puede iniciar un proceso de desahucio y permite a los jueces detenerlos cuando detecten cláusulas abusivas en las hipotecas.

Las medidas no serán efectivas

Toda la oposición considera que las medidas que contempla la nueva ley no serán efectivas para afrontar un importante problema derivado de la crisis económica y del altísimo desempleo, superior al 27 por ciento actualmente, que ha generado en el país.

El debate de la ley en el Senado fue largo, de unas seis horas, y la aprobación tuvo lugar solo con los votos del Partido Popular (PP) de Rajoy. Los senadores del PP, y con ellos la cámara, rechazaron tres propuestas de veto a la ley y 273 enmiendas a la misma.

Desde la tribuna de invitados, un grupo de afectados por los desahucios exhibió pancartas con el lema «Stop desahucios. No más muertes» y profirió gritos de protesta, por lo que acabó siendo desalojado, mientras a las puertas de la cámara se manifestaban tres decenas de personas bajo la vigilancia de la policía.

La PAH asegura que mantendrá sus protestas, entre las que desde hace semanas se cuentan escraches junto a las viviendas de políticos del PP, y promete que «no se rendirá».

La nueva norma entrará en vigor una vez se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE), previsiblemente el viernes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El Senado aprueba la ley sobre desahucios con el rechazo de oposición