El Estado perderá más de 80 millones con la operación del Banco Gallego

El Sabadell pagará 1 euro por una entidad que precisará otra inyección de capital público, aunque la firma catalana tendrá que desembolsar 200 millones para cubrir la compra

Jaume Guardiola y José Oliu, consejero delegado y presidente del Banco Sabadell.
Jaume Guardiola y José Oliu, consejero delegado y presidente del Banco Sabadell.

Redacción / La Voz

Había anunciado hace meses el FROB que no malvendería más entidades financieras. Pero no se cumplirá estrictamente en el caso del Banco Gallego. No habrá ayudas al comprador, el Sabadell, pero este pagará un precio simbólico al Estado: 1 euro. Eso supone que el FROB (que vende el Gallego través de Novagalicia) perderá de entrada 80 millones de euros con la operación. Son los que desembolsó en marzo para recapitalizar el banco.

Sucede en este caso lo mismo que con la CAM, Unnim, Banco de Valencia, NCG o Catalunya Banc. Los millones desembolsados en su día en forma de capital no se han recuperado, y pasan a engordar el déficit público.

Además, esos 80 millones ya puestos por el FROB podrían quedarse cortos. El fondo de rescate y el Sabadell negocian, precisamente, una inyección extra de capital por parte del Estado para sanear más el balance del Gallego. El objetivo es cubrir varios créditos susceptibles de convertirse en morosos y aumentar el agujero de la entidad. La firma con sede social en Santiago traspasó a la Sareb (el banco malo) 1.025 millones de euros en activos tóxicos inmobiliarios. Pero tiene más en su balance, y también activos no vinculados al ladrillo sobre los que hay dudas. Por eso se pide ese saneamiento extra. Se desconoce, por ahora, la cantidad a desembolsar, que al igual que los 80 millones de marzo no tendrán retorno para las arcas públicas. «Liquidar el banco habría costado mucho más», justifican fuentes próximas al Gobierno.

Por ese matiz, el del saneamiento, la operación no está cerrada aún al 100 %, aunque «será cuestión de horas», apuntan fuentes conocedoras de la negociación. FROB y Sabadell guardan silencio hasta llegar a ese acuerdo. Y la cúpula del Gallego «está al margen».

El Sabadell pagará 1 euro, pero la operación le costará, redondeando, unos 200 millones. Es el dinero que tendrá que poner para cubrir el 10 % de los activos ponderados por riesgo del Gallego, que suman unos 2.000 millones, según algunas fuentes. De esta forma dejará capitalizada la entidad comprada. Con esos 200 millones de capital se dará además una solución a los preferentistas y bonistas, que tienen atrapados unos 190 millones en el Gallego, y que asumirán una quita media del 50 %. A esos clientes les darán acciones del Sabadell a cambio de ese producto, y una compensación económica. Esos títulos que les entregará la firma catalana procederán bien de su autocartera, bien de una pequeña ampliación de capital. La solución está aún en estudio, explican fuentes del mercado.

Todos esos números se concretarán en breve, aunque hay de plazo hasta el 30 de abril, la fecha marcada por Europa para que NCG (es decir, el FROB) venda su participación en el Gallego. Cuando se concrete toda esta operación será el momento de comenzar a negociar aspectos como el impacto laboral.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

El Estado perderá más de 80 millones con la operación del Banco Gallego