La Justicia decide el futuro de Falciani

El exinformático del banco HSBCI en Suiza que se ha convertido en la pesadilla de las cloacas del sistema financiero internacional


redacción / la voz

Empieza la cuenta atrás para Hervé Daniel Falciani, el exinformático del banco HSBCI en Suiza que desde hace tres años se ha convertido en la pesadilla de las cloacas del sistema financiero internacional.

Para las diez de la mañana de hoy está prevista en la Audiencia Nacional la vista oral de la demanda de extradición presentada por las autoridades suizas nada más tener constancia de su arresto en Barcelona el 1 de julio. La detención había sido efectuada en cumplimiento de una requisitoria, de diciembre del 2009, para que responda de los cargos como presunto autor de a los delitos de «servicio de inteligencia económica, sustracción de información, violación del secreto comercial y violación del secreto bancario».

No será una vista de trámite. Sus abogados -Joan Garcés y Manuel Murillo- tienen citados para que comparezcan como testigos al fiscal de Niza que investigó la primera denuncia de Falciani, al fiscal de París que más tarde se hizo cargo de esa investigación, al ex secretario de Estado Español Carlos Ocaña y a Luis Pedroche, exdirector de la Agencia Tributaria.

El ministerio público español estará representado por la fiscala Dolores Delgado, quien ya el pasado octubre se posicionó en contra de la solicitud de extradición argumentando que no se da el requisito de la doble incriminación que exige la actual Ley de Extradición Pasiva, ya que los hechos por los que la Justicia helvética reclama a Falciani, en España no están tipificados como delito. Recordaba la fiscala que la Convención de Naciones Unidas contra la Corrupción establece que «el secreto bancario, aún en aquellos países donde existe, no puede ser obstáculo en la persecución de estos graves hechos».

La fiscala reconoce explícitamente en su informe que «el reclamado ha trabajado junto a investigadores franceses e italianos en relación a los posibles delitos cometidos a través de la entidad en la que trabajó».

Las probabilidades de que Falciani sea entregado a la Justicia de Suiza son más bien escasas. En el peor de los casos, aunque el tribunal a la extradición, la última palabra siempre la tiene el Gobierno.

Los servicios prestados al fisco y a la Justicia española por el informático italo-francés, a estas alturas están fuera de toda duda. Ya antes de su detención, con la información facilitada a las autoridades francesas y que estas remitieron a terceros países, entre ellos España, titulares españoles de cuentas en el HSBCI regularizaron su situación en nuestro país de forma voluntaria. Gracias a su colaboración, los tribunales españoles obtuvieron valiosa información para investigaciones de corrupción tales como la trama Gürtel, la operación Campeón y el caso de las ITV.

Cuestión de seguridad

Si finalmente queda en libertad, Falciani dejará España en pocos días, fundamentalmente por una cuestión de seguridad personal, ya que a estas alturas sigue sin existir en nuestro país una verdadera ley de protección de testigos. Según sus recientes declaraciones a un semanario, no descarta volver a Francia para seguir colaborando con las autoridades. Si no acepta también por razones de seguridad, podría terminar en EE.?UU., donde se pudo sancionar al HSBCI gracias a Falciani, y además la protección de testigos funciona. También tiene ofertas de Israel.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

La Justicia decide el futuro de Falciani