¿Por qué toda la banca debe ayudar a canjear preferentes?

El FGD garantiza depósitos, y las preferentes, en la práctica, lo son


redacción / la voz

El presidente del Santander, Emilio Botín, explicó de manera clara que él está en contra de que el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) dé liquidez a las participaciones preferentes de las entidades nacionalizadas. «Cada uno debe de pagar lo suyo», dijo, y desde esa perspectiva no le falta razón. El Santander hizo con sus preferentes un canje inmediato por acciones que se podían vender desde un primer momento en Bolsa, mercado que en el momento del canje no jugaba, precisamente, a favor del inversor. En cualquiera de los casos, el banco buscó la mejor de las salidas para sus clientes.

Es más, la negativa del Santander a poner dinero para pagar los platos rotos de otros es lógica. Evita perder dinero sin recibir nada a cambio, y según cálculos de Credit Suisse los mayores cinco grandes bancos españoles tendrían que destinar entre 519 y 515 millones de euros al Fondo de Garantía de Depósitos en el 2014 para contribuir al canje de preferentes y deuda subordinada. El BBVA aportaría 160 millones; el Santander, 135 millones; La Caixa, 120; Sabadell, 60, y el Popular, en torno a 40 millones.

Pese a todas estas lógicas alegaciones, es determinante que el FGD fue creado para dar credibilidad y confianza al sistema financiero garantizando los depósitos hasta una cierta cantidad. Hoy 100.000 euros. Y con la aceptación de dar liquidez a los preferentistas comprando acciones de las entidades nacionalizadas el Gobierno reconoce indirectamente que se trata de ahorros, de depósitos de clientes en definitiva.

Pero es que además el Fondo de Garantía de Depósitos cambió de papel en este proceso de reestructuración financiera y pasó a ser una pieza clave en la crisis. Por ejemplo participó en la financiación de la compra de CCM por parte de Liberbank (y ningún gran banco se opuso), y también en la adquisición de la CAM por el Sabadell.

¿Quién manda hoy en el FGD? Si se tiene en cuenta el número de miembros en la comisión rectora, el Banco de España es el que tiene más que decir, con 6 representantes, a los que se suman otros 6 elegidos por las distintas asociaciones con voz en el citado fondo. Es decir, la banca, las cajas y las cooperativas de crédito, principalmente.

El cambio de preferentes por acciones y de estas por liquidez inmediata es la solución a un problema que hoy bloquea a miles de familias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

¿Por qué toda la banca debe ayudar a canjear preferentes?