El código de NCG prevé denuncias anónimas si hay irregularidades

La medida se enmarca en un esquema de «rigurosa transparencia»

Afectados por las preferentes se movilizaron ayer en A Pobra do Caramiñal.
Afectados por las preferentes se movilizaron ayer en A Pobra do Caramiñal.

redacción / la voz

NCG Banco, presidido por José María Castellano, ha puesto en marcha un código ético -está en vigor desde hace unos meses, aunque todavía se revisa y perfila- que prevé un mecanismo para que «los empleados puedan comunicar, de forma confidencial y, si se considera apropiado, anónima, las irregularidades de potencial trascendencia, especialmente financieras y contables, que se adviertan en el seno de la empresa».

Este mecanismo, interno y confidencial denominado Ethos y dependiente del comité de auditoría y cumplimiento, se enmarca en un «esquema de rigurosa transparencia interna y de mejora de la organización, promoviendo activamente la resolución de comportamientos y actuaciones irregulares y negativas para ella».

Esta información se incluye dentro del informe de gobierno corporativo que la entidad hizo público ayer a través de la CNMV. En él se advierte de que los valores y principios de actuación recogidos (compromiso social, responsabilidad, igualdad, equidad y salvaguarda de la información) son de obligado cumplimiento para toda la entidad.

De lo comunicado a la Comisión de Valores se desprende que, con anterioridad, la plantilla de la entidad financiera también tenía la posibilidad de denunciar determinadas situaciones especialmente graves, pero sin tener a su disposición ningún canal formalizado para llevarlas a cabo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

El código de NCG prevé denuncias anónimas si hay irregularidades