El Eurogrupo pide que la Troika examine el «plan B» de Chipre

La eurozona dice estar «lista para discutir con las autoridades chipriotas un nuevo borrador de propuesta» y espera que lo presenten lo antes posible


Los ministros de Finanzas de la eurozona pidieron este jueves a Chipre que presente cuanto antes su propuesta alternativa del rescate y expresaron su disposición a discutirla en base al análisis de la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La eurozona «está lista para discutir con las autoridades chipriotas un nuevo borrador de propuesta y espera de las mismas que lo presenten lo más rápido posible», indicó el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, en un comunicado tras la conferencia telefónica entre los diecisiete ministros de los países del euro.

Asimismo insistieron en que las nuevas propuestas chipriotas sobre el programa de ajuste tendrán que «respetar los parámetros definidos anteriormente por el Eurogrupo», señala el comunicado.

«Tras la conclusión de esas negociaciones las autoridades de Chipre deberían legislar los elementos del acuerdo», subrayó el presidente del Eurogrupo y ministro holandés de Finanzas.

Igualmente reafirmó «la importancia de garantizar plenamente en la Unión Europea los depósitos por debajo de los 100.000 euros».

El Eurogrupo afirmó también estar «preparado para garantizar la estabilidad de la zona del euro en su conjunto».

Un plan alternativo

Los ministros de Finanzas de los países que comparten la moneda única se reunieron por segunda vez en lo que va de semana para analizar la situación de Chipre, cuyas autoridades tienen un plan alternativo al rescate de su economía, sobre el que ya oficialmente se han dado algunos detalles.

La Comisión Europea, el BCE y el presidente del Eurogrupo intensificaron en las últimas horas la presión sobre Chipre con un ultimátum y advertencias de que cualquier plan alternativo debe salvaguardar la sostenibilidad de la deuda.

El BCE anunció que solo garantiza la liquidez de emergencia a los bancos chipriotas hasta el lunes, ya que no está asegurada la solvencia de las entidades afectadas sin un programa de ayuda.

En Chipre, el presidente de su Banco Central, Panikos Dimitriadis, anunció la reestructuración del Laiki Bank, la segunda mayor entidad del país mediterráneo, dentro de un plan de saneamiento del sistema bancario, sin el cual la economía «estaría en peligro».

Este banco ha reducido a 260 euros diarios el límite de la retirada de dinero en sus cajeros automáticos.

El plan alternativo con el que el Gobierno chipriota pretende reunir los 5.800 millones de euros exigidos por el Eurogrupo como contribución propia al rescate de hasta 10.000 millones de euros incluye además no solo un denominado Fondo Solidario de Inversión, sino también la creación de un banco «bueno» y otro «malo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El Eurogrupo pide que la Troika examine el «plan B» de Chipre