Pesca: Bruselas ensaya ya en Skagerrak su política de cero descartes

La Unión Europea vigilará por circuito cerrado de televisión


redacción / la voz

La comisaria de Pesca, Maria Damanaki, está más que convencida de que el descarte cero no solo «puede hacerse», sino que «debe hacerse». De hecho, ya tiene en marcha un banco de pruebas: el estrecho de Skagerrak, que separa Noruega de Dinamarca y Alemania. Desde el pasado 1 de enero, las embarcaciones que faenan en esa área -barcos de aquellos países, pero también de Bélgica, Suecia y los Países Bajos que operan en esa zona fronteriza entre el mar del Norte y el Báltico- están obligadas a descargar en puerto todo lo que capturan.

Esa medida, que se implementará de forma escalonada, afecta este año al bacalao, al eglefino y a especies pelágicas, como el arenque y la caballa; y el año que viene se extenderá a los peces planos, el lanzón y la faneca noruega.

La prohibición de los descartes en esta área se ha hecho en virtud de un acuerdo entre la Unión Europea y Noruega mediante el que se armoniza las medidas en una y otra orilla del Skagerrak. Las autoridades noruegas, suecas y las comunitarias mostraron en su día su deseo de que la obligación de descargar todo lo que se capture contribuya a una promover una gestión sostenible de los recursos.

Esta no es la primera experiencia en la eliminación de los descartes. Buques británicos y escoceses han participado también en pruebas para reducir el volumen de peces que se devuelven muertos al mar. Esas iniciativas están recogidas incluso en el reglamento del Consejo que regula las oportunidades de pesca para el 2013. El documento prevé que los Estados miembros podrán conceder una asignación adicional a los buques de su pabellón que participen en pruebas sobre pesquerías plenamente documentadas.

Ahora bien, para poder conseguir una cuota por encima de la que le corresponde, esas embarcaciones deberán hacer uso de cámaras de televisión en circuito cerrado, asociadas a un sistema de sensores que registre todas las actividades de pesca y transformación a bordo de los buques.

Además, la asignación adicional no rebasará el 75 % de los descartes de la población, ni el 30 % del cupo que tenía el buque en concreto antes de participar en las pruebas.

Todas las capturas que realice el barco, incluso aquellas de talla antirreglamentaria, se descontarán de la cuota y, cuando esta se agote, el buque tiene que cesar toda actividad pesquera. El reglamento también establece que no se permiten intercambios entre buques que participan en la iniciativa experimental y los que no forman parte de ella.

El año pasado, 23 buques escoceses participaron en un programa para reducir los descartes de bacalao. La Administración hizo balance positivo de la experiencia, puesto que la cuota conseguida a mayores está por encima de lo que suelen descartar los pescadores.

Los barcos que faenan en Skagerrak tienen que descargar en puerto todas las capturas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Pesca: Bruselas ensaya ya en Skagerrak su política de cero descartes