La UE busca soluciones de urgencia al paro juvenil

Los líderes europeos alertan del peligro de estallido social


bruselas / e. La voz

Por primera vez desde que comenzó las crisis, los 27 jefes de Estado y de Gobierno de la UE se reunieron ayer en Bruselas para tratar de buscar una solución al problema que más brechas está abriendo entre la ciudadanía y las instituciones europeas: el desempleo. La cifra de parados sigue aumentando y el crecimiento económico no se avista a corto plazo. Los altos cargos políticos comunitarios reconocen que es un problema que hay que afrontar de inmediato si no se quiere agravar más la crisis social que vive el conjunto de la Unión, donde 26 millones de personas se encuentran sin trabajo.

Hasta ahora, todos los esfuerzos de los Estados se habían concentrado en estabilizar financieramente la Unión a través de las políticas de consolidación fiscal y las reformas estructurales, dejando de lado las de crecimiento y empleo. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se mostró ayer optimista de cara a los resultados de la cumbre asegurando que ningún Estado se opondrá al impulso de nuevas medidas que estimulen el crecimiento y aporten soluciones a los problemas de financiación por los que atraviesan algunos países como España. Sin embargo, la canciller alemana, Angela Merkel, solo quiso hacer mención de la necesidad de hacer frente al paro juvenil.

«Inaceptable»

Sobre este punto, el presidente de la Comisión Europea, Durão Barroso, calificó de «inaceptables» las cifras de desempleo entre los jóvenes. «En algunos casos, estamos alcanzando los límites de lo que es aceptable socialmente», aseguró. También se mostró dispuesto a negociar un calendario más flexible para cumplir con el objetivo de déficit en España, donde la mitad de los jóvenes se encuentran desempleados: «Podemos dar cierto margen siempre y cuando el Gobierno continúe con las reformas».

El presidente del Consejo, Herman van Rompuy, quiso defender la gestión que la UE ha hecho de la crisis: «Hay signos que indican que lo peor de la crisis financiera ya ha pasado y empezamos a ver modestos brotes verdes». Recordó que el pasado mes de febrero, los Estados aprobaron un plan de garantía juvenil por valor de 6.000 millones de euros para promover la inserción laboral de los jóvenes en los cuatro meses posteriores a la finalización de los estudios.

Para los sindicatos es insuficiente. Según el secretario general de Comisiones Obreras (CC.?OO.), Ignacio Fernández Toxo, esta partida es insuficiente: «Van Rompuy y Barroso viven en mundos paralelos. Se está perpetrando un suicidio contra la economía europea con políticas autodestructivas», aseguró, antes de criticar el optimismo del presidente del Consejo: «Ahora apela a los brotes verdes. O se equivoca o se piensa que los ciudadanos son tontos indocumentados».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La UE busca soluciones de urgencia al paro juvenil