La Eurocámara refrenda el fin de las cuotas lácteas para el 2015

Los ganaderos podrán agruparse para negociar los precios de la leche

La eurodiputada del BNG, Ana Miranda, ayer en el Parlamento de Estrasburgo durante la votación de la nueva política agraria común.
La eurodiputada del BNG, Ana Miranda, ayer en el Parlamento de Estrasburgo durante la votación de la nueva política agraria común.

ESTRASBURGO / ENVIADO ESPECIAL

La Eurocámara dio ayer luz verde al paquete de medidas legislativas que configuran la reforma de la política agraria común (PAC) y cuyo principal impacto para Galicia es la eliminación de las cuotas lácteas en el 2015. A partir de marzo de ese año, las más de diez mil explotaciones que producen leche en Galicia lo harán sin ningún límite. Un nuevo escenario que abre interrogantes para el sector. Por ejemplo, en qué medida la liberalización de la producción aumentará los excedentes y tirará aún más a la baja los precios de la materia prima en origen. O qué futuro les aguarda a las explotaciones que se endeudaron, precisamente, para comprar derechos de producción y ganar capacidad.

Los esfuerzos de algunos representantes por solicitar una prórroga al modelo de intervención pública en la ordenación del mercado para evitar desequilibrios territoriales han sido infructuosos.

La UE, sin embargo, sí ha apostado por conceder ayudas a los ganaderos que reduzcan voluntariamente su producción un 5 %, precisamente para evitar graves distorsiones en los precios. La eurodiputada del BNG, Ana Miranda, que ayer votó en contra del paquete de medidas que reforman la PAC al entender que perpetúan un modelo injusto en el reparto de ayudas, ha propuesto ya al Gobierno español que utilice los recursos comunitarios para arbitrar un fondo compensatorio por la eliminación de cuotas.

«A dotación dese fondo debe negociarse co sector leiteiro e ter a dobre función de compensar ás explotacións que se endebedaron para comprar dereitos de cota que xa non terán ningún valor e corrixir a inestabilidade dos prezos do leite que en Galiza están por debaixo da media estatal», explicó Miranda.

Pero el visto bueno de la Eurocámara a la reforma de la PAC propuesta por la Comisión hasta el 2020 trae algunos cambios alentadores para el sector lechero gallego.

Por ejemplo, pondrá fin a la anacrónica relación comercial entre industrias y productores, según la cual esta pagaba al ganadero a mes vencido y sin informar sobre el precio de la materia prima.

La nueva PAC permite a las organizaciones de productores negociar los términos de un contrato -incluido el precio- tanto con industrias transformadoras como con empresas distribuidoras, algo que hasta ahora contaba con la firme oposición de las autoridades nacionales de Competencia, que siempre fallaban a favor de las industrias cuando denunciaban cualquier intento de concertación de precios que alterasen los principios del libre mercado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

La Eurocámara refrenda el fin de las cuotas lácteas para el 2015